Quantcast

Las mejores estrategias para leerles a los niños


Jennifer Brunk | 4/15/2014, 3 a.m.
Las mejores estrategias para leerles a los niños
Leerles a los chicos |

La investigación muestra que leerles a nuestros hijos mejora sus habilidades de comprensión auditiva y les ayuda a aprender vocabulario. Como padre, es probable que ya estés convencido del valor de leerle a tu hijo en español, pero ¿cómo puedes hacerlo de forma que le ayude a aprender el idioma?

Primero, es importante mantener presente que sobre todo, la lectura debe ser agradable. Queremos que los niños tengan asociaciones positivas con leer en cualquier idioma. Puedes usar estas estrategias y agregar abundantes bromas o cariños o lo que sea que le haga sonreír a tu hijo.

Identificar vocabulario clave en el cuento. Si hay palabras que son fundamentales para la historia que tu hijo no conoce, enséñaselas primero o asegúrate de mostrar claramente lo que son mientras leen a través de señalar con el dedo las ilustraciones o a través de usar objetos.

Usar ilustraciones, objetos, gestos y expresiones de rostro para ayudar a los niños a entender palabras nuevas. Escoge historias que contengan una cantidad limitada de vocabulario nuevo, y en que haya una fuerte correspondencia entre lo que se lee en el texto y lo que se ve en las ilustraciones.

Simplificar la historia si es necesario. Está perfectamente bien reformular u omitir palabras u oraciones. Mientras tu hijo se vaya familiarizando más con el cuento y adquiriendo más vocabulario, puedes ir incluyendo más palabras.

Leer despacio. Los niños necesitan tiempo para procesar los sonidos, vincularlos con las ilustraciones y formar imágenes mentales propias.

Involucrar a tu hijo en la historia a través de proveer diferentes formas en las que puede participar. Puedes hacerle preguntas que pueda contestar señalando algo con el dedo, pueden decir juntos una frase que se repita a través del cuento, o puedes darle a tu hijo un juguete o un objeto que pueda levantar en el aire cada vez que leas una palabra en particular.

Leer el mismo cuento una y otra vez. La repetición es fundamental para aprender un idioma.

Relacionar la historia con la vida de tu hijo a través de establecer paralelos mientras leen: Tiene un perro. Nosotros también tenemos un perro. Mientras se ocupan de su rutina diaria, haz referencias a los cuentos que han leído.

Usar títeres o figuras para jugar con tu hijo a interpretar los cuentos. Al dramatizar la historia agregas movimiento y provees más repetición.

Hacer actividades para profundizar la comprensión del lenguaje del cuento y ampliar el vocabulario. Busca canciones, manualidades o juegos con vocabulario relacionado.

Jennifer escribe en su blog Spanish Playground.

Sígame en Google+