Quantcast

Revisión financiera de medio año: Hay deudas buenas y deudas malas


Yamila Constantino | 7/8/2014, 3 a.m.
Revisión financiera de medio año: Hay deudas buenas y deudas malas

En Estados Unidos es importante tener un buen historial de crédito y para establecerlo es necesario tener o haber tenido un cierto nivel de deudas. Esto te ayuda a obtener mejores tasas de interés cuando solicitas un crédito y muchas empresas verifican este historial antes de contratar a una persona. Pero no todas las deudas son iguales.

Las deudas que más interés te cobran son generalmente las deudas de tarjeta de crédito. Además, si no controlas tus gastos y las utilizas como si fueran efectivo es fácil llegar a acumular balances que te tomarían muchos meses o incluso años en pagar. Además si las tasas de interés son altas acabarías pagando muchísimo mas de lo que te prestaron.

También si tienes demasiadas tarjetas de crédito y balances en todas ellas, acabarán impactando negativamente tu historial de crédito. Y si te atrasas en los pagos será mucho peor.

Otras deudas que debes tratar de evitar son las de tarjetas de tiendas, sobretodo si no pagas tu balance total cada mes. Usualmente cobran las tasas más altas y no te ofrecen muchas ventajas sobre las tarjetas de crédito regular. No vale la pena el cupón de $10 dólares que te ofrecen por gastar por ejemplo $100 si no pagas tu balance mensual completo porque los intereses podrían costarte mucho más de ese descuento de $10.

Hay otra categoría de deudas como los préstamos hipotecarios. Si bien es una cantidad generalmente alta y un adeudo a 15 o 30 años, siempre y cuando hagas tus pagos sin falta todos los meses, reflejará positivamente en tu historial de crédito. Lo importante es pagar a tiempo y sin fallar ningún pago.

Porcentaje de ingresos vs. deudas – Algo muy importante que debes considerar es el porcentaje de ingresos y deudas, o sea la cantidad de adeudos que tienes en relación a tus ingresos totales.

Para calcularlo suma todos los pagos mensuales de todas tus deudas, hipoteca, préstamo de auto, pagos mensuales a las tarjetas de crédito, cualquier tipo de préstamo que tengas. No incluyas gastos como comida o gasolina. Solo los pagos de adeudos. Divide esa cantidad total entre tu salario o ingresos brutos o sea sin deducir los impuestos.

Tratar de mantener este porcentaje de deuda frente a ingresos a menos del 30% y si no incluye el pago de un préstamo hipotecario, deberías tratar de mantenerlo alrededor del 10% de tus ingresos.

No vivas por encima de tus posibilidades económicas - Tener deudas no es completamente negativo, lo importante es qué tipo de deudas son, que puedas cumplir con los pagos mensuales y si es posible no acumular balances demasiado altos. Recuerda que no es aconsejable que utilices las deudas para vivir por encima de tu nivel económico. Dormirás más tranquila si las deudas no te abruman.

Sígame en Google+