Quantcast

Las Latinas, el cáncer cervical y todo lo que debes saber


Dr. Helen Troncoso | 1/5/2015, 9 a.m.
Las Latinas, el cáncer cervical y todo lo que debes saber
El cáncer cervical o cáncer de cuello uterino ocurre cuando células anormales crecen de manera descontrolada en el cérvix (cuello del útero), la cual es la parte más baja y estrecha del útero (la matriz) que conecta el útero con la vagina. |

Aproximadamente 12 mil casos nuevos de cáncer cervical relacionado al Virus del Papiloma Humano (VPH) son diagnosticados en los Estados Unidos cada año, y las mujeres latinas están siendo diagnosticados a un ritmo 2 veces más rápido: son dos latinas por cada mujer de cualquier otro grupo étnico. Entérate cómo puedes protegerte a ti y a las mujeres que amas de esta enfermedad que es altamente prevenible.

¿Qué es el cáncer cervical?

El cáncer cervical o cáncer de cuello uterino ocurre cuando células anormales crecen de manera descontrolada en el cérvix (cuello del útero), la cual es la parte más baja y estrecha del útero (la matriz) que conecta el útero con la vagina. La causa más común de cáncer cervical es el VPH. El Virus del Papiloma Humano es la infección de transmisión sexual más común (ETS) en los Estados Unidos. Hay más de 100 tipos diferentes de VPH, algunos causan verrugas genitales, y dos tipos principales, el 16 y el 18, causan cercano a un 70% de todos los cánceres cervicales.

Es tan común como la gripe

En algún punto de la vida, la mayoría de las personas sexualmente activas vamos a adquirir VPH. De hecho, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) reportan que aproximadamente 79 millones de estadounidenses están actualmente infectados con el VPH, con aproximadamente 14 millones de nuevas personas infectadas cada año.

Las Latinas tienen mayor riesgo

Las mujeres latinas están siendo diagnosticadas con cáncer cervical con más frecuencia que ningún otro grupo étnico de mujeres, y tienen también mayor probabilidad de morir de este cáncer que es altamente prevenible. Esto puede ser debido a falta de acceso a cuidado, exámenes, información o a estigmas culturales. Los exámenes Papanicolaou regulares comenzando a los 21 años de edad pueden ayudar a encontrar y tratar células anormales antes de que se vuelvan cancerosas.

La Vacuna del VPH

La mayoría de nosotros ha escuchado acerca de dos vacunas, Gardasil y Cervarix que funcionan mejor antes de que haya habido algún contacto sexual y por lo tanto es recomendada para niñas comenzando a la edad de 11 años. Sin embargo, puedes recibir dichas vacunas hasta la edad de los 26 años de edad. Gardasil 9 es una nueva vacuna aprobada para uso en hembras en edades entre 9 y 26 años, y varones en edades entre 9 y 15 años de edad, y tiene el potencial de prevenir el 90% de cáncer cervical, vulvar y anal.

Señales y Síntomas

Una razón principal por la cual es tan importante el hacerse chequeos es porque realmente no hay síntomas en el cáncer cervical hasta que ya se vuelve demasiado tarde. Una vez que se vuelve invasivo, puedes tener síntomas como sangrado vaginal irregular, dolor pélvico y en la espalda y dolor durante el sexo. Estos síntomas podrían ser causados por alguna otra cosa, haciendo que sea importante ir a tu proveedor de cuidado de salud para poder ser diagnosticada de manera apropiadamente.

¿Qué hacer si eres diagnosticada?

La detección temprana salva vidas, así que si eres diagnosticada con cáncer cervical no tiene que ser una sentencia de muerte. El tratamiento depende de la etapa, el tamaño y qué tanto el cáncer se haya esparcido. A pesar de que esto puede obviamente ser muy alarmante para cualquiera, hablar con tu doctor abiertamente acerca de tus preocupaciones y obtener el apoyo mental y emocional apropiado son claves para que te involucres en tu plan de tratamiento.