Quantcast

Viaje familiar: Cómo encontrar el equilibrio


Redacción Agencias | 6/12/2015, 8 a.m.
Viaje familiar: Cómo encontrar el equilibrio
Lo principal es encontrar un alojamiento que se adapte a las necesidades del grupo. |

Si la idea de planear unas vacaciones con niños lo estresa, piense de nuevo. Con una programación equilibrada, los padres pueden planificar unas equilibradas vacaciones en familia, es decir que sean divertidas tanto para los niños como para los adultos. Viajar con niños puede ser una gran aventura familiar, por lo mismo siempre es bueno asegurar con un tiempo adecuado todos los detalles en el destino elegido como por ejemplo los arreglos de hospedaje que se adapte las necesidades de todo el mundo, y también, las actividades que mantendrán a todo el mundo entretenido sin agotarlos demasiado.

Elegir un destino con más atracciones para adultos, supone tener aburridos (y de mal humor) a los niños. Por lo mismo, es necesario encontrar ese equilibrio perfecto de diversión, con buena variedad en restaurantes para una buena cena reparadora y asegurar unos días de descanso, con todo esto en cuenta se puede disfrutar de unas vacaciones en familia que dejará a todos con recuerdos felices.

Si usted está planeando unas vacaciones en familia en verano, aquí le dejamos algunos puntos básicos que le ayudarán a equilibrar la experiencia, haciendo malabares con las prioridades y velar por un buen tiempo para todos:

Dónde ir y cómo llegar

A la hora de decidir donde podrá llevar a los niños, asegúrese de seleccionar una ubicación que tendrá mucho para sus intereses y también, para los adultos que viajen con ellos. Averigüe sobre lugares que ofrezcan algo para todos, por ejemplo parques de diversiones y atracciones, tales como acuarios y zoológicos, espectáculos de entretenimiento en vivo que sean entretenidos para niños y adultos, elegir centros comerciales con tiendas para todas las edades, y por supuesto, la playa, donde los niños puedan nadar sin riesgo y los padres pueden relajarse en la arena.

Elija un destino que sea fácilmente accesible por aire o en auto

Si va a viajar en avión con los niños, no olvides de llevar actividades tranquilas para ellos, tales como libros para colorear para los niños más pequeños o libros para los niños mayores. Si van a usar un reproductor de DVD portátil, ordenador portátil u otros dispositivos electrónicos, que los niños usen los auriculares de esa forma estarán más concentrados en lo que están viendo. Los niños y los bebés deben viajar junto a su peluche favorito o manta, el biberón de su bebida favorita y, especialmente para los bebes, un chupete para ayudar a calmar y aliviar la acumulación de presión en sus oídos.

Conducir también puede ser una buena manera de viajar con niños. Además de entretenimiento electrónico, los juegos en la carretera pueden ser una forma divertida de pasar el tiempo. Elija un destino que sea fácilmente accesible desde las principales autopistas. Pedirle a sus hijos mayores que ayuden con el mapa, les invita a participar en la planificación de su ruta y los hace concentrarse en el camino.

Estando en el destino

Otro punto fundamental es decidir el lugar donde se hospedarán en sus vacaciones familiares. Lo principal es encontrar un alojamiento que se adapte a las necesidades del grupo y en general en la mayoría de las ciudades costeras ofrecen un sinfín de opciones de hospedaje. Usted puede encontrar todo, desde habitaciones de hotel de lujo en primera línea de playa, pasando por condominios y suites a pocas cuadras de la playa hasta casas de alquiler a poca distancia de los principales lugares de interés.

Puede encontrar una suite con cocina o incluso alquilar una casa a pocas cuadras de la playa le dará el espacio y acceso a lo que necesitan para disfrutar plenamente de todas las atracciones que el destino elegido tiene para ofrecer. O bien, puede ahorrar aún más dinero y aumentar la diversión alquilando una casa con otra familia y vacacionar juntos.

No importa lo que usted elija, asegúrese de tener tiempo de descanso en su itinerario y elegir un lugar entretenido para los niños con el fin de mantenerlos entretenido durante los días de vacaciones.