Quantcast

Pokémon GO está salvando la economía de esta ciudad


8/1/2016, 12:16 p.m.
Pokémon GO está salvando la economía de esta ciudad

A 30 kilómetros de distancia de la zona desmilitarizada con Corea del Norte se encuentra la ciudad costera de Sokcho, Corea del Sur. Es una especie de ciudad en auge, con un nuevo flujo de turismo e industria.

Las pequeñas ciudades alrededor del mundo sueñan con el crecimiento o simplemente con una revitalización, y suelen invertir el poco dinero que tienen en sus arcas para atraer a empresas o familias para reasentarse en su ciudad fantasma. A cada alcalde y el concejo municipal de una aldea adormilada le encantaría averiguar la fórmula de la resurrección urbana, incluso si se trata de una propuesta costosa y arriesgada. Entonces, ¿cuál es el secreto de Sokcho? ¿Que hicieron? ¿Cuántos millones costó?

Resulta que nada. No hicieron nada. No les costó nada.

Resulta que Sokcho podría ser la única área en Corea del Sur donde puedes jugar Pokémon GO, como resultado de una falla técnica. Al parecer, la información del mapa completo de Corea del Sur no ha sido puesta a disposición de Google Maps. Algunos medios locales han sugerido que la restricción se debe a preocupaciones de seguridad de Corea del Sur, pero el gobierno lo niega. Sin embargo, por alguna razón, Google no puede tomar datos de los mapas de Corea más allá de sus fronteras.

Como resultado, los desarrolladores de Pokémon GO utilizaron una cuadrícula para bloquear al país, pero las formas geométricas no pueden cubrir perfectamente los contornos naturales del litoral. El resultado es un área pequeña en Corea del Sur donde la gente puede jugar Pokémon GO.

El juego ha sido geobloqueado en otros países también. La mayor parte de la India está bloqueada, pero las partes norte y oeste de ese país están parcialmente desbloqueadas.

El juego aún no está disponible en Singapur, Malasia y Tailandia, y Singapur es el principal candidato no oficial para obtener el juego próximamente.

De vuelta en Corea del Sur, Sokcho ha sacado provecho de la fiebre del oro, y ahora autobuses turísticos llevan los peregrinos de Pokémon en recorridos de varias horas hasta Sokcho. No están allí por las playas o para navegar. Están ahí para jugar Pokémon GO.

El comercio generado por Pokémon GO no se limita a Corea del Sur en absoluto. En Estados Unidos, las compañías están utilizando señuelos de Pokémon para atraer a los jugadores de Pokémon a sus negocios. El Zoológico de Maryland en Baltimore, con más de 20 Pokestops y dos gimnasios, está realizando “Mañanas Pokémon”, donde expone “señuelos” para atraer Pokémon adicionales (se requiere entrada pagada o membresía del zoológico).

Pokémon GO es un fenómeno, y es posible que termine con relativa rapidez, pero es algo más que eso. Es un presagio de lo que vendrá: una nueva era de interacción humana, migración y comercio. En el pasado, una ciudad en auge era el resultado de un descubrimiento de oro, o petróleo; dinero y familias migraban como consecuencia. Una ciudad como Detroit era conocida por —y dependía de— la buena o mala fortuna de la industria automotriz. A veces, incluso una ciudad intenta crear su propio auge, arriesgando los fondos restantes en sus arcas para invertir en nuevas viviendas o para “diseñar” distritos de negocios.