Quantcast

Enfermos… ¿y en bancarrota? Consumidores gastarán más en drogas en 2017


Jordan Rau y Julie Appleby and Elizabeth Lucas | 12/12/2016, noon
Enfermos… ¿y en bancarrota? Consumidores gastarán más en drogas en 2017
Ken Thai, co propietario y gerente de El Monte Pharmacy Group en California. (Heidi de Marco/KHN) |

En 2017, muchos más planes de salud en los mercados de seguros federales requerirán que los consumidores paguen una sustancial parte del costo de los medicamentos más caros, cambios que los analistas dicen están destinados a disuadir a los pacientes persistentemente enfermos de elegir sus planes.

La clase de fármacos conocida como medicamentos especiales se utiliza para tratar enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, el VIH, la hemofilia, la hepatitis C y algunos tipos de cáncer. Las dosis individuales pueden tener un precio de más de $600. Muchas medicinas nuevas cuestan entre $5,000 y $10,000 dólares al mes. Eso significa que los pacientes con incluso un pequeño requisito de copago tienen que gastar miles de dólares. Para muchos pacientes no hay alternativas más baratas e igualmente eficaces.

Desde que comenzaron a funcionar los mercados de cuidadodesalud.gov hace cuatro años, los planes que requieren que los consumidores paguen aproximadamente un tercio o más del costo de los medicamentos especiales han aumentado de un 37% al 63%, según un análisis de Kaiser Health News (KHN).

El alto costo compartido es una de las razones por las que los mercados han sido criricados. Los mercados pueden ser eliminados por un Congreso republicano hostil y un nuevo presidente. Sin embargo, siguen siendo importantes en 2017 -y posiblemente más allá- para millones de personas que están comprando seguros dentro o fuera de ellos.

Seis de cada siete pólizas en Maine, Missouri, Nueva Jersey, Tennessee e Illinois, y cada plan en Alaska, requieren que los consumidores se hagan cargo del 30% o más del costo de los medicamentos especiales, según el análisis. En muchos estados, algunos planes hacen que los consumidores paguen la mitad del costo de estos medicamentos, y otros la mayor parte. En West Virginia, cinco planes de Highmark Blue Cross Blue Shield requieren un copago de $1,000 por cada receta de medicamentos especiales.

En los hechos, las personas que dependen de los medicamentos especiales rápidamente agotan los costos de sus deducibles y máximo anual de gasto de bolsillo, que el próximo año no será de más de $7,150 para las personas. Después de eso, la aseguradora debe hacerse cargo de todo el costo.

Los investigadores sospechan que algunas empresas están diseñando sus planes con beneficios de drogas especiales tacaños, para desalentar que los pacientes que las necesitan se inscriban.

“Los planes ya no son capaces de excluir activamente a las personas basándose en el estado de salud, pero todavía tienen un incentivo para tener afiliados más saludables”, dijo Benjamin Sommers, economista de salud en la Harvard’s T.H. Chan School of Public Health. “No se trata sólo de drogas. Estos fármacos pueden ser una señal de otro tipo de gastos elevados en la atención de salud. Las personas que las usan tienen condiciones que las hacen más propensas a terminar en el hospital o en la sala de emergencias”.

Ben Woodworth, de 28 años y residente de Atlanta, dijo que paga $380 al mes por medicamentos que evitan que su cuerpo rechace un riñón trasplantado. La póliza de BlueCross BlueShield de Georgia que él está considerando para el próximo año, que no se vende en el mercado de seguros, le obligaría a pagar 40 o 50 por ciento del precio de los medicamentos especiales, dependiendo de cómo la aseguradora los clasifique.