Quantcast

"Habemus Papam" A dos años del pontificado de Bergoglio


El Papa Francisco, el conservador que hará revolución

2/15/2016, 5 p.m.
"Habemus Papam"  A dos años del pontificado de Bergoglio

Recordando una pieza del 13 de Marzo 2013, recién nombrado Papa Francisco

Tengo años que me dio por el gusto de estudiar asuntos de la historia de la Iglesia Católica. Crecí en una familia que profesaba esa fe, e inclusive en una época de mi vida cuando estudiaba mis estudios secundarios en un colegio salesiano me atraía enormemente la idea de ser monja.

En la universidad mi tesis se la dedique en buena parte al estudio de la imagen simbólica paterna que venía de la iglesia.

Si tenía ya dudas de seguir llamándome católica, desde ese momento me confirme “Librepensadora” pero me resistí a dejar de tener Fe en un “Poder Superior”.

Desde hace algunos años sin embargo rencontré o más bien descubrí nuevos motivos para poder arroparme como cristiana, pues mi desilusión de la iglesia católica y otras protestantes no podría tener la fuerza de dejarme afuera del privilegio de poder creer, y tener FE en DIOS.

Desde aquí les escribo, esperando hasta el último momento para poder decir la mía, ya que necesitaba de la adrenalina de saber quién era el nuevo papa para poder hacerlo.

El 11 de Febrero se sorprendió al mundo entero con el anuncio de la renuncia de un PAPA. Tras la abdicación Benedicto XVI, se revivieron también los vaticinios de profetas como Malaquías y Nostradamus sobre quién sería el próximo papa elegido. Como dato curioso el líder de la congregación de los jesuitas a la que pertenece el nuevo papa, se viste de negro.

El Papa Benedicto XVI modificó el papado simplemente por renunciar a éste.

¿Su decisión realmente estremeció a los católicos o sólo a la Iglesia?

Lo que es un hecho es que abrió una cascada de suposiciones, pero sobre todo en los no católicos, por increíble que parezca las encuestas revelan que pocos creyentes tienen una opinión definida al respecto y en general se tiende a minimizar semejante decisión del papa.

¿Quién puede renunciar a tal poder, o privilegio? ¿Cómo un padre puede renunciar a serlo?

Desencanto, desinterés, hay de todo, pero menos de las que yo supondría en este escenario.

Los que si se pusieron a pensar fue todo el clero, en especial los más de 150 cardenales que participaron en las congregaciones generales para conocerse a fondo e informarse, para en la Capilla Sixtina los 115 habilitados poder hacer la mejor elección posible ante un escenario tan adverso para la imagen de la Iglesia ante el mundo.

Y es que como una estocada o tal vez todo lo contrario Benedicto XVI renunció.

Un presidente lo puede hacer y no lo hace, ¿ Es que el papa no debería de tener ese derecho? Joseph Ratzinger, en su última audiencia el 27 de febrero reconoció que durante sus 8 años tuvo "momentos difíciles", pero debieron ser inafrontables. No creo que nadie renuncie al máximo poder que supondría estar al frente de la iglesia si realmente sustentara tal poder.

¿Será capaz de hacerlo Papa Francisco?

Francesco I y abre un mundo de posibilidades para la iglesia católica en especial en Latinoamérica, y pienso ya era hora, al menos se empieza por algo bien merecido pues sólo en el continente americano están casi la mitad de los 1200 millones católicos del mundo, y además como estrategia pues cada vez más creyentes pasan a las filas de los protestantes, evangélicos, y congregaciones cristianas.