Quantcast

El Cáncer a través del tiempo


Los hispanos tenemos una reducción mayor

Redacción el Sol | 2/18/2016, 1:45 p.m.
El Cáncer a través del tiempo

Las tasas de incidencia del cáncer para los hispanos han estado disponibles desde 1992. El análisis de los 10 años más recientes sobre los cuales hay datos disponibles (2000 - 2009) indica que las tasas de incidencia de todos los cánceres combinados entre los hombres hispanos disminuyeron un promedio de 1.7% al año. En comparación con las reducciones de 1.4% entre los hombres afroamericanos y 1.0% entre los hombres blancos no hispanos. En el mismo periodo de tiempo, las tasas de incidencia de todos los casos de cáncer combinados entre las mujeres disminuyeron anualmente 0.3% entre las hispanas y 0.2% entre las blancas no hispanas, y permanecieron inalteradas entre las afroamericanas. Es importante darse cuenta que como la población hispana en EE.UU. es muy dinámica como resultado del influjo de inmigrantes nuevos, las tendencias reflejan el riesgo de cáncer de los hispanos entrantes y los cambios en el riesgo de los residentes establecidos.

Tendencias en las tasas de mortalidad del cáncer: Las tasas de mortalidad de todos los cánceres combinados disminuyeron durante el intervalo comprendido entre 2000 y 2009 un promedio del 2.3% anual entre los hombres hispanos y del 1.4% anual entre las mujeres hispanas. La reducción anual media entre los blancos no hispanos en el mismo intervalo de tiempo fue de 1.5% en los hombres y 1.3% en las mujeres.

Las tasas de incidencia y mortalidad del cáncer entre los hispanos y los blancos no hispanos en los EE.UU.

Por lo que respecta al conjunto de todos los cánceres, así como a los cánceres más comunes (próstata, seno en mujeres, colon y recto, y pulmón), las tasas de incidencia y mortalidad entre los hispanos son más bajas que las de los blancos no hispanos. Los cánceres con mayores tasas de incidencia y mortalidad entre los hispanos son los de estómago, hígado, cuello uterino, leucemia linfocítica aguda y vesícula biliar.

Es importante reiterar que las estadísticas reportadas para todos los hispanos combinados oculta una amplia variación en la carga que impone el cáncer en poblaciones específicas de acuerdo con el país de origen. La incidencia y mortalidad del cáncer entre los hispanos que viven en los EE.UU. es, en general, similar a la observada en sus países de origen sobre los cuales existen datos. Comparadas con las tasas en los EE.UU., la incidencia de los cánceres de seno, colon y recto, pulmón y próstata es generalmente más baja en América Central y América del Sur, mientras que las tasas de incidencia de los cánceres de cuello uterino, de hígado y de estómago es más alta. Existe evidencia que indica que los descendientes de inmigrantes hispanos tienen tasas de cáncer que se aproximan a las de los blancos no hispanos debido a la aculturación. El término aculturación, o asimilación, hace referencia al proceso por cual los emigrantes adoptan las actitudes, valores, costumbres del lugar en donde viven.