Quantcast

Hispanos por Trump


Fernando Mendez | 2/24/2016, 2:07 p.m.
Hispanos por Trump

Tenemos dos candidatos hispanos en Marco Rubio y Ted Cruz. En el caucus de Nevada ganado por Donald Trump, donde un número récord de votantes llegó a votar ninguno de los candidatos hispanos ganó mas voto hispanos que Donald Trump.

Si los hispanos votan por Trump eso significa que no escuchan a los expertos que predicen que te voto hispano no irá a Trump porque ofendió mexicanos.

Un candidato Republicano dice que la victoria de Trump señala el comienzo del fin para el sistema de dos partidos. Eso podría ser una exageración, pero ilustra el miedo causado por las victorias del Trump y su continuo liderazgo en las encuestas. El establecimiento está realmente preocupado ahora que Bush fracasó y los dos posibles oponentes de Trump han fracasado en Nevada. Además Trump no ha estado jugando por las reglas. Todos los días hay predicciones que va a fracasar porque los evangélicos se sienten ofendidos por sus maldiciones en público, que los Hispanos se oponen a él por insultar a los mexicanos o las mujeres se oponen a él por sus ataques a una reportera, pero nada parece hacer el tipo de daño que obligaría a Trump renunciar.

Rubio necesita ganar en alguna parte, pero su única posibilidad parece ser la Florida, donde no puede tener el apoyo de Bush y otros Republicanos que piensan que declaró antes de tiempo, en lugar de esperar su turno. Su apoyo a las políticas de inmigración de Obama le hará daño en la Florida.

Ted Cruz tiene que ganar Texas, pero podría perder frente a Trump. Él perdió el voto evangélico, el voto hispano, el voto de trabajadores, y casi todas las categorías posibles. El Súper martes ahora se ve como el único camino posible para que Cruz se recupere y sea más competitivo. El GOP tiene que limpiar el campo. Kasich y Ben Carson deben irse en vez de poner su orgullo por delante de los intereses del país. Después del Súper martes Trump tendrá tantos votos electorales que nadie va a ser capaz de detenerlo. Rep Mo Brooks dice que Trump ha prometido muchas cosas que tendrían que ser financiadas y que no puede explicar de dónde viene el dinero. También dice que Marco Rubio no es una buena opción debido a su postura sobre la inmigración que traería más extranjeros a tomar empleos en Estados Unidos.

Trump ganó en varios temas. Se considera que es más fuerte que los otros candidatos en el trato con la economía, el terrorismo, la creación de empleos y el gasto público. En este punto se le podía dar crédito por la derrota de los candidatos al establecimiento en su propio terreno. El golpe final a la oposición restante de su nombramiento será el Súper martes. Ahora el Partido Demócrata y todo el mundo que ha estado pensando que Trump no puede dirigir el país tendrá que preocuparse por la posibilidad real de que será elegido. Si tiene que enfrentarse a Hillary Clinton tendrá una lucha cuesta arriba en sus manos. Ella va a ser un oponente formidable. Él tendrá que entregar más detalles. Está bien que no tendrá que pagar nada a los grandes comerciantes en Wall Street, pero eso no será suficiente si él puede no presente plan para lidiar con el déficit y las prioridades presupuestarias. Trump tendrá que ser realista.