Quantcast

Origen de la Migraña


Nuevos descubrimientos

1/7/2016, 11:18 a.m.
Origen de la Migraña
El riesgo de sufrir migrañas aumenta cuando hay en la sangre un exceso de histamina, una molécula presente en muchos alimentos cotidianos y que, normalmente, es degradada por la DiAminoOxidasa. |

Se podrá alguna vez decir adiós a los dolores de cabeza para siempre. Científicos españoles aseguran que el déficit de una enzima sería el detonante de las migrañas, y que este hallazgo podría ser la base de nuevos tratamientos para uno de los dolores más universales.

Un grupo de investigadores de la Sociedad Española de Déficit de DAO y el Capio Hospital General de Cataluña, presentaron un estudio sorprendente: la mayoría de los casos de migraña están relacionados con el déficit de la enzima DiAminoOxidasa (DAO).

En el estudio, que fue presentado en el Congreso Mundial de Neurología en Viena, analizó la respuesta de dos grupos de pacientes con migraña crónica: a uno se le administró la enzima DAO, y al otro, un placebo.

Las diferencias entre los grupos fue notable. "Se ha demostrado que en la gente que tomó la enzima, la mejoría era significativamente distinta de los del placebo", explicó el neurólogo Joan Izquierdo, líder de la investigación.

La conclusión de los científicos españoles es que el riesgo de sufrir migrañas aumenta cuando hay en la sangre un exceso de histamina, una molécula presente en muchos alimentos cotidianos y que, normalmente, es degradada por la DiAminoOxidasa. En las personas con déficit o baja actividad de esa enzima, la histamina pasa al torrente sanguíneo y provoca diferentes patologías, como las migrañas.

El Doctor Izquierdo y su equipo creen que la relación entre la escasez de la enzima y la migraña "aporta una vía más para poder afrontar esta patología" mediante el suministro de un complemento dietético con esa enzima.

De esa forma, sostienen los investigadores, se podría afrontar la migraña desde un enfoque preventivo, antes de que surjan las crisis.

La "prevención sin medicación" es posible, según los científicos evitando el consumo de alimentos ricos en histamina, como los productos lácteos, los cítricos, los embutidos y las bebidas alcohólicas, y mediante la ingesta de suplementos que contengan la enzima DAO.