Quantcast

¿La propagación de influenza en México se está minimizando?


El Dr. que cura el Dengue y Zika descubrió que puede tratar tratar también la Influenza H1N1

Perla Lara | 3/9/2016, 5:25 p.m.
¿La propagación de influenza en México se está minimizando?
Incluso en el caso de la influenza AH1N1 además de los 5 medicamentos utilizados por el Dr. para el dengue y que explicamos con anterioridad, es posible en lo que se instaura el tratamiento y éste surte efecto, utilizar fármacos anti inflamatorios no esteroideos (AINES) para calmar el dolor articular y muscular intenso, así como la fiebre que le acompaña, para ello debido a su inocuidad, salvo en el caso de las embarazadas, su preferencia de fármaco, pero el Dr. Delgado se inclina a favor del ibuprofeno en tabletas o jarabe dependiendo de la edad del paciente. “Incluso se he podido tratar casos de parotiditis, rubéola, sarampión y herpes con buena respuesta al tratamiento”. | Foto de Archivo Abril 2009

Después del Zika, la comunidad está teniendo una alarma por la influenza, principalmente en México donde se ha registrado desabasto.

En el caso de la llamada H1N1, los síntomas iniciales de la gripe porcina que incluyen fiebre muy alta, se han presentado varias complicaciones por lo que es del interés de la salud pública el tratarla eficazmente evitando su propagación pero también obtener una mejor y rápida recuperación de los pacientes.

Estados Unidos, cada año, los virus de la gripe provocan 20.000 muertes y 200.000 hospitalizaciones, ya que es muy contagiosa

Es sabido que el nuevo virus es resistente a los fármacos antivíricos amantadina y rimantadina pero sensible a oseltamivir y zanamivir. El primero de estos ha sido difícil de conseguir para la población afectada. Para que el tratamiento sea eficaz frente al virus, es indispensable iniciarlo dentro de las primeras 48 horas de los primeros síntomas. El Dr. David Delgado quien ha tratado exitosamente a los pacientes de Degue y de Zika, inclusive en caso de mujeres embarazadas, y del cual hemos documentado su investigación; recientemente fue contagiado de influenza por el alto manejo de pacientes que maneja con este tipo de enfermedades virales, y utilizo en sí mismo, con éxito, estos 5 tratamientos específicos que propone. El Dr. Delgado nos recuerda que entre más rápido se instauren se obtendrá mejor respuesta, más si se diagnóstica un caso en forma tardía siempre se lograra la mejoría y se evitarán complicaciones, hospitalizaciones y decesos. Los grupos de riesgo incluyen las personas de edad avanzada, aquéllas con enfermedades respiratorias crónicas, cardiopatías crónicas, insuficiencia renal crónica, diabetes mellitus, inmunosupresión; y las que viven en residencias geriátricas y en centros de asistencia crónica.

Por otro lado se sabe que a vacuna antigripal habitual administrada al inicio de la estación de la enfermedad no es tan eficaz para esta cepa del virus. Los virus de la gripe tipo A y B suelen estar presentes en invierno y primavera.

En México se usa aún la vacuna trivalente que protege contra influenza AH1N1, AH3N2 e influenza B. En Europa y EE.UU se utiliza la vacuna tetravalente que protege además contra otra cepa de virus B, que es más efectiva intradérmica e incluso inhalada aún más efectiva en crear inmunidad.

Sin embargo en México al parecer no hubo una prevención correcta y es por eso que hoy se encuentran con una propagación importante.

Y tal vez sería el caso que al igual que en abril y mayo del 2009, se suspendieran clases, reuniones y eventos masivos, pues vacunar no es la solución inmediata, se requiere concientizar a la población en riesgo y de evitar las aglomeraciones.

El 11 de junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud declaró establecida la situación de pandemia debida a un nuevo virus influenza A (H1N1) de origen porcino. El virus empezó a producir casos de gripe en el mes de marzo en México, y a partir de mediados de abril en 6 semanas se extendió por todo el mundo, en la actualidad en febrero del 2016 todo indica que la historia vuelve a repetirse incluso con mayor intensidad.