Quantcast

Bebés deben dormir en la habitación de sus padres los primeros 6 meses para evitar “muerte de cuna”


10/25/2016, 6 p.m.
Bebés deben dormir en la habitación de sus padres los primeros 6 meses para evitar “muerte de cuna”

Los bebés deben dormir en la misma habitación que sus padres, pero no en la misma cama, durante al menos los primeros seis meses de vida para evitar el síndrome de muerte infantil súbita (SMIS), se indicó en un informe dado a conocer hoy por la Academia Americana de Pediatría (AAP).

En recomendaciones derivadas de nueva investigación, las cuales constituyen la primera actualización a una política de 2011, la AAP señaló que los padres deben colocar a los bebés boca arriba y en una superficie firme para dormir, como la cuna o el bambineto, con sábanas ajustadas y evitar el uso de ropa de cama suave incluyendo los protectores de los barandales de las cunas, las mantas, las almohadas y los juguetes suaves.

Lo óptimo es que los padres compartan la habitación con el recién nacido hasta que el bebé cumpla un año pues la evidencia demuestra que compartir la habitación reduce el riesgo de SMIS en hasta 50 por ciento, indicó.

“Sabemos que los padres de familia pueden sentirse abrumados con el nuevo bebé en casa y queremos proporcionarles una orientación clara y simple sobre cómo y dónde dormir al bebé”, dijo Rachel Moon, principal autora del informe, en una declaración.

“Los padres nunca deben colocar al bebé en un sofá, un sillón o una silla acojinada ni cuando está solo ni cuando duerme con otra persona. Sabemos que estas superficies son extremadamente peligrosas”.

La lactancia materna también es recomendada como una protección adicional contra al SMIS. Después de comer, la AAP recomienda a los padres llevar al bebé a su espacio separado para dormir en la habitación de los padres.

“Si usted está alimentando al bebé y cree que existe aunque sea una mínima probabilidad de que se quede dormida(o), dé de comer al bebé en la cama de usted y no en el sofá o en una silla acojinada”, dijo Lori Feldman-Winter, miembro del grupo especial sobre SMIS y una de las autoras de informe.

“Tan pronto como despierte, asegúrese de pasar al bebé a su propia cama”, dijo. “No debe haber almohadas, sábanas, mantas u otros artículos que puedan obstruir la respiración del bebé o que causen un sobercalentamiento”.

El SMIS es la muerte inexplicable, normalmente durante el sueño, de un bebé aparentemente sano de menos de un año de edad.

Esta es la principal causa de muerte entre los niños de entre un mes y un año de edad y cobra cerca de mil 500 vidas cada año en Estados Unidos, informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.