Quantcast

Tips para mamás agotadas


Redacción Agencias | 4/4/2017, 11:51 a.m.
Tips para mamás agotadas
No se desespere y siga estos sencillos consejos | Foto Cortesía

Con la maternidad viene una transformación emocional, pero también en la rutina y responsabilidades. La mayoría de las madres además de trabajar tienen que atender los quehaceres, las necesidades de los hijos y las reuniones de los fines de semana, lo que resulta bastante agotador.

La clave está en valorarse, no exigirse más de lo que puede e incluir rutinas de alimentación y de ejercicios que la ayuden a preservar su salud y calidad de vida, mientras cumple con su rol de madre. Recuerde que sus hijos necesitan de una madre enérgica, con la mente equilibrada y el cuerpo sano para que les pueda brindar la atención y la guía que ellos necesitan para su buen desarrollo.

Estos son algunos tips para no sentirse tan agotada:

Desayune

Es la comida más importante del día. Cuando la omite, bajan los niveles de azúcar en la sangre, lo cual afecta su energía y se refleja en su estado de ánimo y la capacidad para pensar con claridad.

Bájele a las tazas de café

Aunque crea que con el consumo de café se mantendrá despierta, en realidad la cafeína tiene un efecto diurético. La clave está en tomarlo con moderación y cuando lo consuma trate de alternarlo con un vaso de agua para mantenerse hidratada. Si está además embarazada, tenga en cuenta los riesgos de tomar café en el embarazo.

Visite al médico

Es importante que revise sus niveles de hierro o si sus periodos menstruales tienen que ver con su fatiga. Para compensar el nutrimento, consuma carnes rojas, frijoles, verduras de hoja verde y cereales fortificados. Agregue tomates o cítricos a estos alimentos para una absorción extra.

No mire el reloj

Durante el insomnio, no mire el reloj. Cuando lo hace, su mente registra ese dato y comienza a trabajar cuando en realidad, debería estar descansado. Si necesita levantarse para atender a su hijo, simplemente no vea la hora, sólo asístalo y vuelva a la cama.

Haga ejercicio

Quizá se pregunte a qué hora, pero en realidad es una gran inversión para su bienestar. Hágalo por la tarde, así la temperatura de su cuerpo se elevará durante la actividad, luego bajará en el resto del día y la hará sentir somnolienta y relajada a la hora de acostarse. Comience con una caminata de 10 minutos y trate de aumentarla hasta 30 o una hora diaria.

Pida ayuda

Admitir que necesita apoyo no tiene nada de malo. Hable con su pareja sobre la asistencia de alguien más o trate de repartir los deberes de la casa entre ambos.

Diviértase

Planee por lo menos una vez al mes y salga con su pareja o amigas. Viva y disfrute el momento sin que los pañales o el personaje favorito de su hijo estén presentes.

Desconéctese

Literal, olvídese de revisar el correo del trabajo o las redes sociales desde su cama. De preferencia, mantenga la computadora fuera de la habitación, su celular en el cajón y aleje otros artículos que la estimulen en lugar de tranquilizarla.

Haga una lista de preocupaciones

Programe un momento en el día para escribir sus pendientes, pero evite que sea justo cuando pone la cabeza en la almohada. Si cree que no es suficiente, tenga un cuaderno junto a la cama y anote la cita o tarea que recuerde en el momento, hacerlo la ayudará a dejar el asunto en paz.

Diga “no” de vez en cuando

Valórese, no tiene que cumplir las expectativas o demandas de todos. Tenga un calendario o agenda en donde determine sus prioridades y compromisos, esto la ayudará a respetar lo que puede o no hacer.

Siguiendo estos tips se sentirá más enérgica y con mejor disposición para atender sus necesidades personales y las de sus hijos. Además de tener un buen desempeño laboral. Intente seguir estos consejos de expertos y verá la diferencia.