Quantcast

El desarrollo de los 5 sentidos del bebé


Redacción Agencias | 4/7/2017, 8:55 a.m.
El desarrollo de los 5 sentidos del bebé
Los sentidos del bebé se desarrollan durante la gestación | Foto Cortesía

El ambiente intrauterino no es un medio estático, en su interior ocurren un sinfín de modificaciones que son constantes desde el mismo momento de la concepción. Los bebés no están ausentes de todos estos cambios, y también participan de un intercambio con su espacio intrauterino, pero más aún con el medio externo ya que responden a una enorme cantidad de estímulos como la voz, la luz del ambiente y los sonidos que lo rodean. Muchas de estas reacciones y respuestas son utilizadas en la valoración de su bienestar físico.

A continuación se explica brevemente que es lo que sucede con los sentidos del bebé durante su desarrollo intrauterino y cómo estimularlo adecuadamente.

El tacto

La sensación táctil se desarrolla desde las primeras semanas de la gestación y en su piel ya se encuentran desarrollados los receptores sensoriales a la sensación táctil, presión y temperatura desde el comienzo del tercer mes. Termina de desarrollarse en el séptimo mes, momento en el cual tiene prácticamente las mismas características que las de un adulto.

Acariciar el vientre es un estímulo que puede ser indirectamente sentido por el bebé, ya que hay calor, movimiento y vibración. Igualmente, al caer el agua sobre el abdomen de la madre, el feto siente el estímulo y puede que responda a éste.

La audición

Dentro del útero el bebé percibe una innumerable variedad de sonidos que están apaciguados por el líquido amniótico, las paredes del útero, los intestinos, los músculos abdominales y la piel.

El sonido más frecuente es la voz materna y los ruidos internos del cuerpo de la madre (contenido de los intestinos en su recorrido y pulsatilidad de las arterias más grandes del cuerpo). Su aparato auditivo termina de madurar en el séptimo mes, aunque ya a partir de las 24 semanas de gestación responde a estímulos como la música o ruidos de mediana intensidad.

Si está embarazada notará que la música fuerte, las bocinas de los autos o los motores de una fábrica pueden provocar un sobresalto a su bebé. Esta respuesta al estímulo sonoro permite estudiar su buena salud. Los bebés que responden a los sonidos con movimientos o aumento en su frecuencia cardíaca son bebés con muy buena vitalidad, es decir que son bebés sanos.

Todo lo que le diga al niño en el vientre materno, él lo escuchará y reaccionará a ello. Llámelo por su nombre, hágale saber de su amor por él y de las cosas maravillosas que le esperan al nacer.

La visión

El sentido de la visión intraútero puede evaluarse acercando al bebé a fuentes lumínicas. Aunque los párpados del bebé están cerrados hasta la semana 24 ó 26 de gestación, el bebé percibe la luz en tonos rojizos por el contenido de sangre de los capilares y vasos sanguíneos que están presentes principalmente en toda la superficie de nuestra piel. A partir del séptimo mes pueden focalizar su mirada a una distancia de 30 a 40 centímetros, que es la distancia entre sus ojos y la mirada de su madre en el momento del amamantamiento. A partir de la semana 29 del embarazo puede responder a estímulos lumínicos con movimientos o aceleración de su frecuencia cardíaca.