Quantcast

Madre de mellizos prematuros urge ayuda comunitaria


Redacción Agencias | 8/1/2017, 8:52 a.m.
Madre de mellizos prematuros urge ayuda comunitaria
La madre dominicana no puede trabajar por atender a los niños | Foto Cortesía

Una madre dominicana en Filadelfia pide ayuda de la comunidad, ya que tiene que atender a sus dos hijos recién nacidos y no puede trabajar.

Según Solanni Guzmán, de 22 años, su situación es tan precaria que prefirió no mostrar su rostro ante las cámaras.

La mujer le explicó a Iris Delgado de Telemundo 62 que sus hijos, Albert y Albelis, nacieron de forma prematura a las 22 semanas de gestación y tras una larga estadía en el hospital los tiene en casa, pero requieren de cuidado constante como la asistencia respiratoria de un tanque de oxígeno las 24 horas al día.

“Aquí yo duermo (señaló una silla reclinable en el cuarto de sus vástagos), porque no los quiero dejar solos. Esto es bastante fuerte, me he entregado en cuerpo y alma a mis hijos”, sostuvo la madre no sin antes relatar que la niña tuvo problemas con el estómago durante el alumbramiento y el varón sufrió dos colapsos en los pulmones lo que le perforó el intestino.

Ambos infantes han sido intervenidos quirúrgicamente en la vista y han recibido varias transfusiones de sangre.

“No me puedo ir a trabajar porque con quien los voy a dejar. Estos niños los puedo cuidar yo o una persona especial. Son muy delicados”, reiteró desesperada la mujer.

Guzmán dijo que a consecuencia de los tratamientos la carga económica se ha vuelto otro dolor de cabeza. Dijo que tiene la renta atrasada tres meses y la factura de electricidad asciende a los $400. “Me llaman por teléfono y me dicen que tengo una deuda médica y yo ya no encuentro que hacer”, agregó.

Allegados a la madre crearon una cuenta de recaudo en el siguiente enlace, para todo aquel que quiera contribuir a la causa. Hasta el momento han colectado $870, pero es mucho más lo que se necesita. También puede comunicarse al siguiente correo electrónico aaangeltwins@gmail.com.

Solanni por su parte toma un día a la vez y se aferra de su fe de que todo saldrá bien. Por lo pronto solicito ayuda residencial de la ciudad, pero se encuentra en una lista de espera.