Quantcast

Alimentación recomendada las primeras semanas de embarazo


Redacción Agencias | 8/7/2017, 11:44 a.m.
Alimentación recomendada las primeras semanas de embarazo
Los alimentos son importantes en el embarazo | Foto Cortesía

Semana a semana el embarazo es una etapa maravillosa, única e irrepetible, pero no está exenta miedos y de dudas, sobre todo en lo que a la alimentación se refiere.

¿Qué he de comer? ¿debo comer por dos? ¿cogeré tanto peso como para luego no poder bajarlo? ¿cuántos kilos voy a engordar? ¿existe algún alimento que deba evitar para no dañar a mi futuro bebé? ¿debo tomar algún suplemento vitamínico?

La alimentación durante las primeras semanas de gestación es crucial para el buen desarrollo de los tejidos y los órganos de tu bebé.

A continuación, te recomendamos unas pautas para que te alimentes de forma sana, equilibrada y correcta y así puedas obtener todos los nutrientes necesarios para el buen desarrollo de tu embarazo.

Buenas pautas alimentarias durante las primeras semanas de embarazo:

Come de 5 a 6 veces al día en pequeñas cantidades y masticando despacio para evitar la posible acidez.

Bebe de 2 a 3 litros de agua al día. Evitarás el estreñimiento y mantendrás una correcta hidratación corporal.

Evita las especias, las bebidas carbonatadas, el alcohol, los alimentos grasosos o muy procesados y las grandes cantidades de té o café.

Evita los grandes pescados azules como el atún o el tiburón, pues su alto contenido en mercurio puede dañar al feto, sustitúyelos por sardinas o anchoas.

Toma un suplemento de ácido fólico. Es indispensable para el desarrollo del sistema nervioso del feto y para evitar la espina bífida y otras malformaciones.

Aumenta tu ingesta en hierro, cinc, calcio, ácido fólico y vitaminas del grupo B.

Reduce el consumo de sal para evitar la retención de líquidos y la hipertensión.

Para que te sea más fácil cubrir estas necesidades, estas son las porciones que debes incluir a diario en tu dieta:

Frutas: entre 3 y 4 porciones al día.

Verduras y hortalizas: 3 y 4 porciones al día.

Lácteos: 3 porciones al día. Mejor si son desnatados.

Proteínas: entre 3 y 4 raciones al día. Elige carnes magras, aves, pescados y huevos.

Cereales y Legumbres: 3 porciones al día. Mejor integrales o de grano entero.

Aunque se recomienda que una mujer embarazada consuma una media de 2500 kilocalorías, no es hasta el segundo trimestre cuando debe darse este aumento.

Ten en cuenta que se considera normal un aumento de peso de entre 10 a 12 kilos durante todo el embarazo. Y si te preguntas dónde se ubican estos kilos de más, he aquí la respuesta:

Peso del recién nacido: 3,5 kg

Aumento de peso del útero: 1 kg

Placenta: 0,5 kg

Líquido amniótico: 1 kg

Aumento de los senos: 0,5 kg

Aumento de la sangre materna: 1,5 kg

Aumento del contenido graso materno: 2 kg

Aumento de la cantidad de agua en la madre: 2 kg

Alimentarse de forma correcta cubriendo todas tus necesidades vitamínicas y nutritivas y las de tu bebé, además de la práctica de ejercicio diario, serán la clave para un buen desarrollo de tu futuro hijo y del propio embarazo.

Como dice el refrán: “Eres lo que comes” o deberías decir: “¿Somos lo que comemos?” Porque… ¡Ahora sois dos! ¡Disfruta de esta increíble etapa y de esta maravillosa sensación!