Quantcast

Militares de EEUU llevaron a mujeres a su hotel en Panamá


Redacción Agencias | 8/25/2017, 8:45 a.m.
Militares de EEUU llevaron a mujeres a su hotel en Panamá
El incidente ocurrió antes que Pence llegara a Panamá | Foto Cortesía

Los militares estadounidenses que llevaron a unas mujeres a su hotel durante el viaje del vicepresidente Mike Pence a Latinoamérica, lo hicieron en Panamá y no en Colombia, como se había informado inicialmente, según la cadena NBC.

Los militares, del Ejército y de la Fuerza Aérea, estaban asignados al equipo de comunicaciones de Pence y fueron relevados de sus labores en la Casa Blanca tras ser identificados por las cámaras de seguridad del hotel panameño.

En un inicio, NBC, que publicó la información en exclusiva, dijo que el incidente había ocurrido en Cartagena (Colombia), pero un funcionario del Departamento de Defensa aclaró también a la cadena que realmente sucedió en Panamá.

Los militares involucrados en el incidente no registraron a las mujeres cuando las llevaron al hotel, de acuerdo con otras tres fuentes del Departamento de Defensa, que explicaron que después fueron identificados a través de las cámaras del edificio.

Los soldados estaban allí a raíz del viaje que realizó Pence hace unas semanas al país centroamericano, donde concluyó la que fue su primera gira latinoamericana.

De acuerdo con una fuente de la Casa Blanca citada por la cadena, Pence aún no había iniciado el viaje cuando ocurrió el incidente con las mujeres. Se desconoce por el momento si se trataba de prostitutas.

Los militares tuvieron que regresar a Estados Unidos y fueron relevados de sus funciones en la Casa Blanca en cuanto se conocieron las acusaciones.

"Somos conscientes del incidente y actualmente está bajo investigación", dijo el portavoz del Pentágono, el teniente coronel Paul Haverstick, a la cadena.

"Podemos confirmar que los individuos en cuestión han sido reasignados de nuevo al Ejército y a la Fuerza Aérea", agregó Haverstick.

En 2012, ocho agentes del Servicio Secreto que hicieron trabajos previos para un viaje presidencial a Colombia del entonces presidente Barack Obama perdieron sus empleos tras ser acusados de llevar a varias prostitutas de un club de "striptease" a sus habitaciones de hotel.