Quantcast

Honda y Ford aumentan sus ventas en EEUU


Redacción Agencias | 12/4/2017, 8:42 a.m.
Honda y Ford aumentan sus ventas en EEUU
Las dos marcas salieron al frente de las ventas el mes pasado | Foto Cortesía

Las compañías automovilísticas Honda y Ford aumentaron sus ventas en Estados Unidos en noviembre a expensas de otros grupos como Toyota, Fiat Chrysler (FCA), General Motors (GM) o Volkswagen, que sufrieron retrocesos.

Según las cifras divulgadas por el fabricante, Honda vendió el mes pasado 120.440 vehículos en Estados Unidos, lo que supone un aumento de 8,2 % respecto a los 111.308 del mismo mes de 2016.

En lo que va de año, el Grupo Honda (Honda y Acura) llevan vendidos 1.492.112 vehículos en Estados Unidos, frente a los 1.477.465 de los once primeros meses de 2.016, es decir un 1 % más.

También el Grupo Ford anunció que sus ventas en Estados Unidos aumentaron un 6,7 % en noviembre y se situaron en 210.771 vehículos.

El fabricante explicó que las ventas a particulares aumentaron un 1,3 %, hasta alcanzar los 157.064 vehículos, mientras que las ventas a flotas crecieron un 25 % para sumar 54.707.

Ford revirtió así la tendencia de otros fabricantes de reducir las ventas de flotas, que ofrecen menos rentabilidad que las ventas a particulares.

Por marcas, Ford entregó 201.862 vehículos, con un aumento del 7,3 %, pero Lincoln, la marca de lujo del grupo, perdió un 5,5 % de su clientela con la venta de 8.909 unidades.

Las ventas del grupo Toyota, por su lado, cayeron un 3 % el pasado mes y se situaron en 191.617 unidades, con lo que ya acumula 2.211.530 vehículos en Estados Unidos en lo que va de año, lo que representa un 0,2 % más que en 2016.

El grupo japonés explicó en un comunicado que la división Toyota vendió 164.499 vehículos en noviembre, un 2,4 % menos que hace un año; mientras que su marca de lujo, Lexus, entregó 27.118 automóviles, con un 6,7 % de caída.

Las ventas de Toyota en noviembre reflejaron el trasvase de consumidores de sedanes a todocaminos SUV y camionetas, ya que las primeras bajaron un 10,1 % hasta las 76.916 unidades y las segundas aumentaron en noviembre un 2,3 %, hasta 114.701 vehículos.

Igualmente, General Motors (GM) sufrió una pérdidas de ventas en Estados Unidos de un 2,9 % en noviembre, al reducirse a 245.387 unidades.

Según las cifras divulgadas hoy por el fabricante, en los once primeros meses del año GM vendió 2.693.702 vehículos, un 1,1 % menos que en el mismo periodo de 2016.

En ese tiempo, además, sus ventas a particulares han disminuido un 1,2 % para situarse en 2.169.970 vehículos.

La empresa explicó que todas sus marcas perdieron clientes en noviembre, con la entrega por Chevrolet, su marca más popular, de 167.777 vehículos, un 1,1 % menos que hace un año.

Mientras, GMC, especializada en todocaminos SUV y camionetas, vendió 46.277 vehículos, un 5,8 % menos que el año pasado; Buick, la gama alta de la firma, perdió un 3 %, con la entrega de 17.974 vehículos, mientras que Cadillac, la marca de lujo de GM, sufrió unas pérdidas del 12,8 % al vender 13.359 vehículos.

Finalmente, el grupo Volkswagen (VW) sufrió en Estados Unidos una caída en sus ventas del 1,6 % en noviembre, al reducirse a 29.207 unidades.

Con esto, no obstante, entre enero y noviembre VW ha vendido 309.395 vehículos, un 8,29 % más que en 2016.

La compañía dijo en un comunicado que la incorporación de más todocaminos SUV a su gama en Estados Unidos le está permitiendo mejorar sus ventas en el país, que en los últimos dos años han estado afectadas por el escándalo del trucaje de motores diésel.

El fabricante alemán señaló que en noviembre el 42 % de sus ventas fueron todocaminos SUV.

Las ventas en noviembre del nuevo todocaminos SUV grande de VW, el Atlas, se situaron en 5.154 unidades, mientras que las del más pequeño Tiguan 2018 sumaron 5.221 vehículos.

Los sedanes clásicos de la compañía alemana experimentaron fuertes retrocesos en noviembre.

Las ventas de la familia de vehículos Golf cayeron un 34,1 % y se redujeron a 4.276 unidades. La de Jetta menguaron a 8.362 unidades, un 18,1 % menos que en 2016. Y las entregas del Beetle disminuyeron a 1.066 unidades, un 24 % menos.