Quantcast

Acoso sexual


Fernando Mendez | 12/7/2017, 8 p.m.
Acoso sexual
Harvey Weinstein | Foto Cortesía

Los escándalos sexuales de Harvey Weinstein fueron solo el comienzo de una avalancha de revelaciones de indiscreciones sexuales, abusos y acciones criminales por parte de políticos, actores, periodistas, empresarios y personas en diferentes posiciones de poder. El senador Al Franken, que llegó a Washington gracias a su fama, pero que resultó ser un buen legislador, es una de los acusados más destacados.

Estábamos reflexionando sobre las acciones del senador cuando un conjunto aún más sorprendente de acusaciones apareció en la pantalla del televisor. Charlie Rose, uno de los periodistas más admirados, un entrevistador maestro que investigó las mentes de políticos y científicos con su agudo intelecto, ha sido acusado de acoso sexual por 8 mujeres que trabajaban para él o esperaban trabajar con él. Esto ha iniciado un debate nacional sobre el papel de las mujeres en la fuerza laboral.

Zainab Salbi, editora de Mujeres en el Mundo, relaciona el acoso sexual con el trato de las mujeres en general y la forma en que les pagan menos que los hombres por hacer el mismo trabajo. Pero también dice que la discusión debería ser sobre todo el sistema social.

Ella y Mika of Morning Joe están de acuerdo en que las conversaciones, aunque necesarias, podrían llevar a una corrección excesiva. Los dirigentes deberían hacer que las mujeres decidan junto con los hombres, y todos deberían sentirse cómodos al tratar el tema del acoso sexual. El clima es tenso en este momento. Las mujeres lo discuten libremente y señalan las situaciones de abuso que muchas de ellas han tolerado. La conversación debe buscar soluciones. Hay lecciones que aprender sobre crimen y castigo. No todas las infracciones son de la misma naturaleza y el castigo no debe ser el mismo. Hombres y mujeres deben participar en un diálogo que puede traer cambios duraderos y positivos.

Ver la NOTA en Inglés AQUI