Quantcast

Visión inmoral


Fernando Mendez | 12/8/2017, 11:30 a.m.
Visión inmoral

El hedor de la malversación está en todas partes en esta administración. Las últimas noticias sobre Mike Flynn se relacionan con su breve y controvertido paso por la Casa Blanca como Asesor de Seguridad Nacional. Aún sabiendo que había sostenido conversaciones con los rusos y había tenido otros negocios sospechosos, Flynn siguió siendo un leal aliado de Donald Trump. Esa lealtad ahora está en peligro porque Flynn está hablando con el Asesor Especial Robert Mueller sobre sus negocios y su intento de impulsar una propuesta para una planta de energía en la que tenía intereses comerciales durante la primera semana en la Casa Blanca. Pero Flynn no es el único oficial presente o ex aliado de Trump en problemas.

Sabemos que Robert Mueller también está hablando con otros miembros de la administración, incluyendo a su yerno Jared Kushner, el ex director de campaña Paul Manafort y su asociado Rick Gates, George Papadopoulus, un hombre que promovió mejores relaciones con Rusia. -llamado ex consejero de política exterior por el propio Trump. Se lo vio hablando con funcionarios rusos como el embajador Kislyak. J.D. Gordon también reveló que se había reunido con Kislyak. y Roger Stone, que se ha descrito como un "maestro de las artes oscuras políticas". Sin embargo, durante su viaje más reciente Trump tuvo una reunión privada con Putin y nadie sabe lo que se discutió. En vista de la investigación en curso, el comportamiento de Trump, amistoso hacia Vladimir Putin, representa una actitud despectiva hacia Mueller y hacia aquellos que lo ven como socio en el crimen con los rusos que aparentemente ayudaron en su elección. Ya pasamos el punto en que la interferencia rusa en las elecciones de 2016 es mera especulación. Las únicas personas que lo niegan son los rusos y Donald Trump.

Pero deberíamos preocuparnos por las acciones de este presidente más allá de su simpatía por el dictador ruso. Trump ha hecho poco desde que asumió el cargo, aunque su partido esté a cargo. Al menos no ha hecho nada de lo que debería estar orgulloso. Ha socavado nuestra fe en las instituciones del gobierno, ha apoyado a los grupos racistas y ha llevado al mundo muy cerca de una confrontación nuclear con Kim Jong-un, el lunático líder de Corea del Norte. Al momento de escribir esto, una reunión en la Casa Blanca con el liderazgo demócrata fue cancelada después de que Trump ofendió a Nancy Pelosi y Chuck Schumer diciendo que no esperaba un acuerdo.

Como presidente, esperamos que ejerza un liderazgo moral, pero ¿cómo podemos esperar un liderazgo moral de un hombre que ha demostrado una total falta de franqueza, que trata de crear su propia realidad basada en principios no éticos, apoya puntos de vista racistas y cuyos nombramientos en diferentes gabinetes tienen la intención de desmantelar las organizaciones que se supone que deben manejar. Y ahora promete firmar una legislación fiscal que ayudará al rico uno por ciento de la nación, a las grandes corporaciones, y perjudicará a la clase media. El plan de impuestos es tan inmoral como este peor presidente de todos los tiempos.

Ver la NOTA en Inglés AQUI