Quantcast

El sur de la Florida sigue adelante con inversión latina


Camilo Plazas | 12/18/2017, 2:44 p.m.
El sur de la Florida sigue adelante con inversión latina

En diciembre de 2017 se conmemora el décimo aniversario de la Gran Recesión de los Estados Unidos, una de las crisis financieras más grandes que ha tenido el país y que dejópérdidas cercanas a $ 1 billón. Ese capítulo en la historia de USA trajo caos, dolor, grandes pérdidas económicas y una sorprendente y rápida recuperación de la economía y especialmente del mercado inmobiliario del Sur de la Florida.

Miami llegó a ser una de las ciudades más afectadas por la recesión. Pero en el transcurso de los 10 años, la ciudad se levantó y se convirtió en un destino internacional para la banca, la cultura y el turismo, ratificándose como la Capital de Latinoamérica.

El Sur de la Florida, llegó a ser la zona cero de las ejecuciones hipotecarias que devastó a los propietarios, promotores inmobiliarios, desarrolladores y prestamistas, pero se recuperó rápidamente de las pérdidas dejadas por esta recesión, en gran parte, gracias al dinero de los Latinoamericanos.

Para muchos en el Sur de La Florida, el capital del Latino, les ayudó a reconstruir carreras profesionales y vidas destruidas por la recesión. Como lo es el caso del desarrollador Rodrigo Azpurua, CEO de Riviera Point DevelopmentGroup, quien conoce esa historia. Al llegar de Venezuela, él se había ubicado como desarrollador inmobiliario y había construido una vida exitosa. Pero cuando llegó la recesión, Azpurua perdió todo y apenas salvó su hogar de la ejecución hipotecaria. Como desarrollador, le era imposible conseguir préstamos de construcción, pues el país estaba paralizado. Fue así, que comenzó a identificar inversores de Venezuela que querían invertir $500,000 en proyectos en EEUU, para conseguir una Green Card a través del programa de visas EB-5. Hoy en día, él es uno de los desarrolladores más exitosos de los Estados Unidos, usando capitales de la visa EB-5 para construcción de elegantes edificios de oficinas y hoteles en Miami, Orlando y otras partes de la Florida.

“Los últimos 10 años han sido extremadamente formativos a nivel personal y profesional,” dijo Azpurua, cuya mano derecha en la empresa es su esposa Dania Azpurua. “Nosotros tocamos fondo con la recesión, y gracias a ello, pudimos reconstruir nuestra vidas y conquistar metas aún más altas de las que habíamos conquistado antes del hecatombe económico dado a finales del 2007”.

Desde la Gran Recesión, Azpurua ha construido tres edificios de oficinas y está construyendo dos hoteles en Miami y Orlando. Su empresa ha ayudado a más de 120 familias a obtener la Green Card a través del programa de la visa de inversionistas y ha inyectado más de $ 53 millones en fondos de la visa EB-5 en las comunidades del Sur de la Florida. Para Azpurua, esta Gran Recesión, sirvió para tomar nuevas formas y modelos de negocio de inversión, como lo es su caso a través de las Visas EB-5.

"Durante la recesión, los valores de propiedad bajaron a niveles records. Eso abrió las puertas para que el capital de Latinoamérica se enfocara por primera vez en la compra de propiedades comerciales. Hasta ese momento el capital latino, se había enfocado en comprar condominios y casas", comenta Alex Zylberglait, director de Inversiones de Propiedades Comerciales con Marcus &Millichap en Miami.