Quantcast

Futuro del Partido Demócrata


Fernando Mendez | 2/23/2017, 10 a.m.
Futuro del Partido Demócrata
Los demócratas ante dos opciones | Foto Cortesía

Hay dos alas luchando por el liderazgo del Partido Demócrata. Un ala, el ala de Obama y Clinton, favorece al ex Secretario de Trabajo de Estados Unidos, Tom Pérez, quien dice que tenemos que cambiar la cultura a una de oportunidad e inclusión. El ala de Sanders favorece al congresista Keith Ellison. Pérez dice que el presidente debe ser el organizador en jefe y es una estrategia de doce meses.

Jim Webb dice que el Partido Demócrata ha perdido a los trabajadores. Él cree que la aristocracia necesita romperse en ambos partidos. Pérez dice que el 20 de enero fue una fecha importante porque millones de estadounidenses no votaron por Trump. Pero el Partido Demócrata perdió porque perdió el contacto con la América media. Hay otras razones: el hecho de que el Partido Demócrata está ausente de las zonas rurales de América, que los estados del “rustbelt” esperaban que Trump resucitara sus economías, que muchas mujeres se negaron a votar por Hillary Clinton y muchos latinos votaron por Trump. Esos grupos deben tener remordimientos en este momento.

Las mujeres tienen que tener miedo de la elección de Trump para el Tribunal Supremo aunque el juez Gorsuch, que cree en la interpretación estricta de la constitución, parece ser más moderado que Scalia. Los inmigrantes que votaron por Trump y cuyas familias se sienten menos seguras ahora deben lamentar su voto. A los hombres que no les gustaba la idea de una mujer presidenta y pensaban que era hora de que un empresario asumiera las riendas del gobierno, deben sentirse decepcionados. Una cosa que el estilo de gobierno de Trump y las múltiple crisis que enfrenta en este punto ilustran, es el hecho de que la experiencia empresarial no es garantía de éxito.

De hecho, a partir de nuestra evaluación inicial de la era Trump diríamos que sus problemas pondrán a descansar la idea de que ser un líder empresarial sin experiencia política es un buen campo de entrenamiento para la presidencia. Por supuesto, todavía es demasiado pronto para decirlo pero ya podemos vislumbrar un futuro problemático. Hay muchos problemas por delante para este presidente que no están relacionados con los seres humanos sino a los caprichos de la naturaleza. Las tormentas, Corea del Norte, las inundaciones en Occidente, las avalanchas que destruyen casas, la temporada de huracanes serán serias pruebas para la presidencia de Trump.

La gente quiere ver los resultados del gobierno. Por el momento, el Partido Demócrata se está beneficiando de las controversias que rodean a Trump de las renuncias a las acusaciones de nepotismo, pero el partido sólo puede hacer eso por un tiempo y necesitan un liderazgo fuerte para competir con los republicanos. La ausencia de hispanos y afroamericanos en el gobierno de Trump ayudará al Partido Demócrata cuando llegue el momento de votar, pero puede que no sea suficiente si no hacen algo para convencer a los desencantados votantes de Obama de que pueden reformar, deshacerse de las élites, y cumplir las promesas del pasado.

Ver la NOTA en Inglés AQUI