Quantcast

Cómo enseñar a tus hijos a apreciar los valores


Redacción Agencias | 7/5/2017, 2:42 p.m.
Cómo enseñar a tus hijos a apreciar los valores
Los valores son importantes en los niños | Foto Cortesía

Los niños se desarrollan despacio, pero hasta después de la adolescencia son pequeñas esponjas que van haciéndose con todo aquello que ven, adaptando a su personalidad todo lo que absorben de las enseñanzas de sus padres. Y la pregunta es, ¿cómo educarlos para que aprecien ciertos valores esenciales en la vida de todo ser humano? Gratitud, bondad, amabilidad, amor... son valores que deberemos ir incluyendo en nuestra vida diaria de manera más activa de forma que los vayamos inculcando en nuestros hijos a medida que van creciendo.

¿Cómo podemos hacer esto? Es una labor que requiere tiempo y paciencia, y una educación activa por parte de los padres al mismo tiempo que ellos mismos cuidan su propio comportamiento personal. Es muy importante que eduquemos a los niños siendo el modelo a seguir, por lo que si decimos una cosa y hacemos otra, no servirá de nada. Debemos ser el buen ejemplo de actitud y comportamiento. Por ello, varios de los valores que debemos inculcar en los niños pasan por que nos aseguremos de que tengan claras ciertas ideas básicas para con el resto y cons

1. Debemos alentarles siempre a que digan la verdad

Encuentra la mejor manera de que tu hijo o tu hija siempre encuentre una manera de decir la verdad, enséñale a no tener miedo a compartirla y transmítele el valor de ser una persona confiable. Asegúrate de que entiende la diferencia entre mentir sin escrúpulos de manera que puede herir los sentimientos de alguien o contar una pequeña mentira que no hace daño a nadie solo por comportamiento social. Explícale que no es lo mismo mentir cuando, por ejemplo, no quieres quedar con un amigo para ir a pasear y dices que te encuentras mal, que mentir para no ir al colegio. Enséñale a ser responsable y enséñale también que sus padres son aquellas personas a las que nunca bajo ningún concepto debe esconder la verdad. Enséñales, por tanto, a ser honestos, y muéstrales como después de decir la verdad, te quedas más tranquilo y en paz contigo mismo.

2. Demuéstrales el valor de la justicia

Ser justos en la vida es un valor que ha de enseñarse a una temprana edad, ya que definirá el desarrollo de su empatía en el futuro y como se comporte con la gente. Déjales saber aquello, tan cierto, de "No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a tí" y que entiendan que la justicia se basa, no solo en castigar a quien lo hace mal, sino también en disculparse cuando tú mismo lo haces mal y, en la medida de lo posible, ayudar a enmendar el error que has cometido.

Imagina que tu hijo o hija está jugando en la playa con varios niños y todos están construyendo castillos de arena. Entonces él o ella, sin razón aparente, destroza el castillo de uno de los otros niños. ¿Cómo debes reaccionar? ¿Es suficiente con que le obligues a pedir perdón? No. Para nada. Llévale a un lugar al margen y deja que exponga las razones por las que ha actuado así y analiza con él sus sentimientos. Podía estar celoso de que el castillo del otro niño fuera más grande o quizá se sintiera molesto por algo. Empatiza con lo que siente, pero hazle ver que la violencia no es nunca la solución a ningún problema y no dejes que solo pida perdón y siga jugando como si no hubiera pasado nada, pedir perdón es muy sencillo para un niño. Ayudar a su amiga o su amigo a reconstruir el castillo u ofrecer algo como compensación por lo que ha hecho puede ser una manera de enseñar que hay que ser justos no solo valorando las acciones de los demás, sino también con las propias.