Quantcast

ICE acusará a familiares de niños inmigrantes por tráfico humano


Redacción Agencias | 7/7/2017, 8:52 a.m.
ICE acusará a familiares de niños inmigrantes por tráfico humano

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmó a Univisión que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), comenzará a imputar a familiares de niños inmigrantes traídos a EEUU por tráfico humano.

“ICE tiene como objetivo interrumpir y desmantelar de extremo a extremo los caminos ilícitos utilizados por organizaciones criminales transnacionales y facilitadores de contrabando humano”, dijo la agencia en un correo electrónico.

Agregó que “estamos llevando a cabo una iniciativa de impulso centrada en la identificación y detención de personas involucradas en operaciones de contrabando ilícito de seres humanos, para incluir a los patrocinadores que han pagado a las organizaciones criminales para introducir a los niños en Estados Unidos”, en referencia directa a las familias.

Los riesgos asociados con el contrabando de niños en los Estados Unidos representan una amenaza humanitaria constante”, agregó, y aseguró que “los patrocinadores que han puesto a los niños directamente en peligro al confiarlos a organizaciones criminales violentas serán responsables por su papel en estas conspiraciones".

El gobierno de Trump dijo además que de acuerdo con datos obtenidos de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos, “aproximadamente el 90 por ciento de todos los niños no acompañados que se encuentran en la frontera suroeste han sido entregados a un miembro de la familia que reside en Estados Unidos”.

Los registros y datos financieros de investigaciones llevadas a cabo “demuestran que los patrocinadores que reciben la custodia de estos niños han contratado los servicios de organizaciones criminales de contrabando humano para llevar a sus hijos a los Estados Unidos”, aseguró la agencia.

Esto confirma la advertencia lanzada en febrero por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional John Kelly.

“Es triste que esta administración esté atacando a padres que solo han estado ofreciendo refugio a sus propios hijos”, dice Abel Núñez, director ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN). “El que este país no vea y no reconozca el peligro que corren estos niños, y ataque a sus padres y haga todo lo posible por condenarlos, no es aceptable, no cumple con los valores de este país”.

Personal de las agencias de inmigración del DHS han comenzado a compartir datos de familiares de niños no acompañados, información que luego utilizan para rastrear a padres, de acuerdo con abogados y empleados familiarizados con esta práctica, agregó el sitio.

“Estamos viendo cómo podemos detener esta práctica”, dice Núñez. “Es una medida cruel. No estamos en desacuerdo con proteger al país, pero creemos que hay muchas y mejores maneras para hacerlo”.

En California existen las mismas preocupaciones. “No es nueva esta política”, dice Juan José Gutiérrez, director ejecutivo del Movimiento latino USA. “El año pasado denunciamos (durante la administración de Obama) que el gobierno estaba averiguando en los consulados y embajadas, cuando la gente va a la entrevista porque ya le salió la residencia, cómo había entrado a Estados Unidos, y cómo lo hicieron sus hijos”.

“La gente responde diciendo que los hijos ingresaron de la misma manera que ellos”, agrega. “Y cuando el cónsul insiste y pregunta de qué manera entraron, les dicen que con el mismo coyote que los introdujo a ellos al país. En ese momento les niegan el trámite y los acusan de coyotismo”.