Quantcast

Piernas cansadas podrían ser signo de venas varicosas


Redacción Agencias | 7/7/2017, 8:50 a.m.
Piernas cansadas podrían ser signo de venas varicosas
Ponga atención a sus piernas | Foto Cortesía

Tener dolor, hinchazón o pesadez en las piernas puede ser una señal de venas varicosas. Es un síntoma molesto que puede provocar otros problemas de salud

Además de sentir pesadez en las piernas –un síntoma que se agrava en verano- muchas personas y con más frecuencia las mujeres, padecen de venas varicosas.

Las venas varicosas pueden ser causadas por válvulas debilitadas (incompetentes) que están dentro de las venas, y hacen que la sangre se acumule en éstas en lugar de viajar hacia el corazón.

Se ven como venas nodosas y agrandadas, con sangre de color azul a veces en su interior. Cualquier vena puede llegar a ser varicosa, pero las más comúnmente afectadas son las de las piernas y los pies, porque estar parado y caminar erguido aumenta la presión en las venas de la parte inferior del cuerpo.

Muchas veces se presentan las venas de araña o “arañitas” como se las llama comúnmente, esas finas líneas finas rojas son como redes de vasos sanguíneos en la superficie de la piel. Se trata de una forma suave de las venas varicosas.

Para muchas personas, las venas varicosas y las arañitas son simplemente una preocupación cosmética. Pero para otras, significan dolor y molestias, picazón, entumecimiento, úlceras, sangrado, o incluso problemas más graves.

Las venas varicosas también pueden indicar un mayor riesgo de otros problemas circulatorios.

Factores de riesgo

Las causas pueden incluir la edad, a medida que se envejece, las venas pueden perder elasticidad, haciendo que se estiren y dificultando la circulación. Otra causa puede ser el embarazo, que aumenta el volumen de sangre en el cuerpo, pero disminuye el flujo de sangre de las piernas a la pelvis. Este cambio circulatorio está diseñado para soportar el feto en crecimiento, pero puede producir un efecto secundario desafortunado: agrandamiento de las venas en las piernas.

Los factores de riesgo comunes son ser mujer, ya que son más propensas a desarrollar la enfermedad, tener un historial familiar de venas varicosas, la obesidad y estar mucho tiempo sentado o de pie, factores que influyen en la circulación de la sangre.

¿Qué tratamientos funcionan?

Gracias a procedimientos menos invasivos, las venas varicosas pueden tratarse en general de forma ambulatoria.

Pregúntele a su médico si el seguro cubrirá los costos de su tratamiento. Si se hace por razones puramente cosméticas, es probable que tenga que asumir el costo del tratamiento de las venas varicosas. Los médicos especialistas de Clínica Mayo aconsejan el uso de medias durante todo el día es a menudo el primer método para aliviarse antes de pasar a otros tratamientos. Éstas aprietan firmemente las piernas, ayudando a las venas y los músculos de las piernas a mover la sangre más eficientemente. La cantidad de compresión varía según el tipo y la marca.

Otras sugerencias

Si no responde a las medidas de autocuidado o a las medias de compresión, o si su condición es más grave, el médico puede sugerir:

Escleroterapia. Se inyectan las venas varicosas pequeñas y medianas con una solución que las cicatriza y las cierra. En pocas semanas, las venas tratadas deben atenuarse. No requiere anestesia y se puede realizar en el consultorio médico.