Quantcast

Nueva en las calles: droga para tratar neuropatías impacta en adictos a opioides


Carmen Heredia Rodriguez | Kaiser Health News | 7/12/2017, 5:56 p.m.
Nueva en las calles: droga para tratar neuropatías impacta en adictos a opioides
Rachel Quivey trabaja como farmacéutica para Fruth Pharmacy, en Athens, Ohio. Notó que los clientes estaban usando mal gabapentina cuando venían a recoger la medicina antes de tiempo. | Carmen Heredia Rodriguez/KHN

El 5 de abril, Ciera Smith se sentó en un auto estacionado en el camino de entrada al Rural Women's Recovery Program con una difícil decisión que tomar: ir a la cárcel o iniciar un tratamiento para combatir su adicción.

Smith, de 22 años, comenzó a abusar de drogas cuando tenía 18, atraída por "lo bien que la pasaba" con sus amigos cuando fumaban marihuana. Más tarde se volvió adicta a analgésicos. Luego, a medicamentos anti-ansiedad como Xanax y, finalmente, a Suboxone, un narcótico que generalmente se utiliza para reemplazar a los opioides en el tratamiento de la adicción.

Antes de salir del auto, decidió que necesitaba drogarse una vez más antes de comenzar el tratamiento. Metió la mano en su bolso, y luego tragó un puñado de pastillas de gabapentina.

En diciembre pasado, la Junta de Farmacia de Ohio comenzó a reportar ventas de recetas de gabapentina en su monitoreo regular de sustancias controladas. El fármaco, que no es un opioide ni está calificado como una sustancia controlada por las autoridades federales, se utiliza para tratar el dolor que afecta a nervios dañados. Pero la junta encontró que era la medicación más recetada en su lista ese mes, superando a las de oxicodona en más de 9 millones de dosis. En febrero, la Red de Monitoreo de Abuso de Sustancias de Ohio emitió una alerta sobre el creciente uso indebido de esta droga en todo el estado.

Y esto no está ocurriendo sólo en Ohio. La capacidad de gabapentina para hacer frente a múltiples enfermedades ha ayudado a convertirlo en uno de los medicamentos más populares en los Estados Unidos. En mayo, fue la quinta droga más recetada en el país, según GoodRx.

La gabapentina está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para tratar la epilepsia y el dolor relacionado con el daño nervioso, llamado neuropatía. También conocido por su nombre comercial, Neurontin, el fármaco actúa como un sedante. Es considerado como no adictivo y promocionado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) como una intervención alternativa a los opioides para el dolor crónico. En general, los médicos no recetan más de 1.800 a 2.400 miligramos de gabapentina por día, según información en el sitio web de la Clínica Mayo.

La gabapentina no tiene el mismo riesgo de sobredosis letales que los opioides, pero expertos en drogas dicen que los efectos de su uso durante períodos largos de tiempo o en cantidades muy altas, particularmente entre las poblaciones sensibles como las mujeres embarazadas, no son bien conocidos.

A medida que los proveedores distribuyen el fármaco en cantidades masivas para condiciones como el síndrome de piernas inquietas y el alcoholismo, se está convirtiendo en una droga de abuso. La gabapentina puede aumentar la euforia causada por un opioide y evitar los síntomas de abstinencia. Además, puede prevenir los efectos de bloqueo de los medicamentos utilizados para el tratamiento de la adicción, lo que permite a los pacientes estar drogados mientras están en rehabilitación.