Quantcast

Aumento de los hispanos condimenta crecimiento de automotrices


Enrique Kogan | 7/13/2017, 2:44 p.m.
Aumento de los hispanos condimenta crecimiento de automotrices

Algunos dicen que el el "Reaper de Carolina" tiene el récords Guinness oficial como la pimienta más picante del mundo.

El que la probó dice que su sabor es engañosamente dulce, pero es difícil de recordar ese dulce sabor a medida que procede a aniquilar su paladar. Es como un cóctel molotov en tu boca, que lo ayuda a sentirse fuera de si.

Y esto es lo que esta pasando en el mercado automotriz. El crecimiento hispano en las compras de automóviles es tan grande, que ha hecho que muchos de los anti-hispanos del negocio, estén probando el "Reaper de Carolina".

Me acuerdo una vez cuando le pregunte al gerente de marketing de Susuki, porque no se anuncia en el mercado hispano, este me contesto" "Si quieren comprar un Susuki's que aprendan ingles". En fin, parece que no quisieron hacerlo y Susuki tiro la toalla en el país.

Y como este "genio' del marketing, conocí a muchos en mis 35 años en el mercado automotriz americano, y hay muchos que no nombro porque siguen ahí. Y su tendencia es la misma, sucumbir a la derrota,pero con la suya.

A pesar de las nuevas leyes de inmigración, cada año más hispanos se trasladan a vivir a los Estados Unidos, y como es un país donde en la mayoría de las ciudades el transporte público es bastante malo, estos necesitan automóviles para moverse.

Y debido a que la compra de un vehículo es un tema importante, muchos hispanos prefieren realizar la transacción en español, por lo que para un concesionario es imperativo invitar y dar la bienvenida a este consumidor en español.

La edad media de los hispanos del país es de 30 años, en comparación con los 42 años para los americanos no hispanos. Eso se traduce en 12 años potenciales años de vida adicional en la compra de autos, para el hispano promedio.

El 21% de las compras de automóviles hechas por los hispanos fueron para su primer vehículo. Por lo que las marcas tienen más posibilidades de llegar primero ante ellos, claro, con anuncios para ellos.

El último año las automotrices estadounidenses gastaron unos 600 millones en medios en español de todo tipo para anunciarse, muy, pero muy lejos de los casi 25 Billones de dólares que bombea la industria automotriz en el país.

Los compradores hispanos, al igual que otros consumidores, compran lo que valoran. Esto incluye acuerdos de servicio extendido, seguros, mantenimiento prepago y opciones de financiamiento y arrendamiento.

Los hispanos de altos ingresos están comprando autos de lujo a un ritmo más rápido que el mercado general, y esas marcas incluyen desde BMW, Audi, Land Rover, Mercedes Benz, Lexus e Infiniti, a los deportivos Ford Shelby Mustangs y Dodge SRT.

Tanto en ciudades como Miami, Houston, Los Angeles o Nueva York, es normal ver a Hispanos en Rolls Royce, Bentley, Ferraris y lamborghinis, y otros modelos exóticos.

Muchos concesionarios no se dan cuenta del alcance nacional de los consumidores hispanos

Veinticinco por ciento de las poblaciones de los principales mercados son hispanas, y la estrategia automotriz debe de estar encausada hacia ellos.