Quantcast

Berlín insiste se permita salir de China a la viuda y al hermano de Liu


Redacción Agencias | 7/14/2017, 2:51 p.m.
Berlín insiste se permita salir de China a la viuda y al hermano de Liu
Con la muerte de Liu Xiaobo no termina la lucha | Foto Cortesía

El Gobierno alemán aseguró que los esfuerzos realizados para lograr una "solución humanitaria" para el premio Nobel de la Paz chino Liu Xiabo no acaban con su muerte y afirmó que seguirá apoyando a su viuda y a su hermano, para que se les permita salir del país y viajar, si lo desean, a Alemania.

En rueda de prensa, la viceportavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Adebahr, señaló que las autoridades chinas conocen ya la petición de Berlín y se remitió al comunicado emitido ayer por el jefe de la diplomacia alemana, Sigmar Gabriel.

Preguntada sobre la protesta que China ha presentado ante Alemania y otros países por sus "comentarios irresponsables" en el caso de Liu, señaló que no podía dar detalles, ya que, por el momento, conocían esa información por los medios de comunicación.

El portavoz de la canciller, Steffen Seibert, reiteró las condolencias de Merkel a los allegados de Liu tras la muerte de "un valiente luchador por los derechos civiles y la libertad de expresión" y recordó que el Gobierno alemán intercedió en varias ocasiones para buscar una "solución humanitaria".

En los últimos años, subrayó, Berlín ha levantado en numerosas ocasiones la voz en favor de Liu y su mujer y en las últimas semanas ha apoyado "de forma especialmente vehemente" una solución humanitaria, una actitud que "no va a cambiar de un día para otro" por la muerte del premio Nobel.

Recordó así que las autoridades chinas aceptaron que médicos extranjeros, entre ellos alemanes, visitaran al Premio Nobel cuando fue trasladado a un hospital desde prisión por un cáncer terminal y lamentó que no se atendiera su deseo de viajar a Alemania o a otro país para morir.

"Nuestro deseo de una solución humanitaria no acaba con la muerte de este activistas de los derechos humanos", reiteró Seibert.