Quantcast

Roger Federer llega a la final sin ceder un set y contra Marin Cilic


Redacción Agencias | 7/14/2017, 2:53 p.m.
Roger Federer llega a la final sin ceder un set y contra Marin Cilic
Marin Cilic se enfrentará a Roger Federer en la final de Wimbledon | Foto Cortesía

El suizo Roger Federer se impuso al checo Tomas Berdych, por 7-6 (4), 7-6 (4) y 6-4 en dos horas y 18 minutos, y se plantó en la final de Wimbledon sin ceder un set. Es la undécima de su carrera en el All England Club, donde intentará el domingo lograr su octavo título y el 19 del Grand Slam, contra el croata Marin Cilic.

Antes, Cilic se había convertido en el primer jugador de esta nacionalidad en alcanzar la final del tercer grande de la temporada, desde Goran Ivanisevic en 2001, al vencer al estadounidense Sam Querrey, por 6-7 (6), 6-4, 7-6 (3) y 7-5 en dos horas y 56 minutos.

Será el octavo enfrentamiento entre Federer y Cilic, y el segundo consecutivo en Wimbledon, donde el año pasado el croata dispuso de tres bolas de partido (6-7(4), 4-6, 6-3, 7-6(9) y 6-3) para liquidar el jugador de Basilea en cuartos de final, sin éxito.

Federer ganó los primeros cinco enfrentamientos, hasta que Cilic se impuso en las semifinales del Abierto de EE.UU. de 2014, donde luego ganaría el único título del Grand Slam de su carrera, al derrotar en la final al japonés Kei Nishikori.

Federer luchará en la final, no solo por ganar por octava vez en el All England Club, si no por hacerlo por primera vez ganando el título sin ceder un solo set, algo que solo han logrado antes en este torneo, cuatro jugadores: Donald Budge (1938), Tony Trabert (1955), Chuck McKinley (1963) y Bjorn Borg (1976).

En 2006 y 2008, Federer también llegó con la misma ventaja a la final, pero en la primera Rafael Nadal le forzó a un cuarto parcial y dos años después el español se llevó el triunfo por primera vez.

Demostrando una maestría insuperable en los desempates, Federer se mantuvo inabordable en este juego corto, como lleva haciéndolo durante las dos semanas de competición, en las que ha ganado los cinco que ha disputado, uno contra el serbio Dusan Laiovic, otro contra el alemán Mischa Zverev, otro más contra el canadiense Milos Raonic, y los dos de hoy viernes.

El sueco Stefan Edberg, anterior entrenador de Federer, contempló en el palco del suizo el despliegue de la raqueta de Basilea, al igual que en el palco real lo hicieron los australianos Rod Laver y Ken Rosewall, éste, el único jugador más veterano que Federer (39 años y 246 días) en alcanzar la final.

Federer acabó con 13 saques directos, por nueve de Berdych, 53 ganadores, por 31 del checo, y solo 20 errores no forzados, uno más que su rival.

Ester Satorova, novia de Berdych, y los padres del jugador checo sufrían mientras tanto en el bando de Tomas, donde veían cada vez más lejos la reacción del jugador residente en Montecarlo.

De ganar el título el domingo, el suizo regresaría al número tres de la lista mundial, mientras que Berdych, tiene asegurado el duodécimo puesto.

Antes, Marin Cilic conectó una derecha inalcanzable y venció al estadounidense Sam Querrey en cuatro sets para alcanzar la final de Wimbledon por primera vez, la segunda del Grand Slam de su carrera.