Quantcast

¿Qué probabilidades hay de tener un embarazo de manera natural?


Redacción Agencias | 7/14/2017, 8:40 a.m.
¿Qué probabilidades hay de tener un embarazo de manera natural?
El embarazo natural no es tan sencillo como parece | Foto Cortesía

Siempre que se habla de embarazos indeseados (en muchas ocasiones, adolescentes), hay alguien que se plantea lo mismo: ¿hasta qué punto es probable que suceda algo así? ¿Hasta qué punto es probable que una mujer se quede embarazada sin que ella lo esté buscando? Un embarazo natural no es tan fácil como pudiéramos imaginar cada vez que hablamos de embarazos indeseados, ni mucho menos; es un proceso muy complicado, durante el cual tienen que coincidir varias circunstancias para que la probabilidad de que el embarazo realmente suceda sea mucho más alta.

Comencemos por el principio, para tratar de explicar por qué un embarazo natural es complicado, pese a que las personas se encuentren totalmente sanas. La probabilidad de que de un encuentro sexual durante los días fértiles de la mujer acabe llegando un embarazo es de entre el 18 y el 25 por ciento. Estamos hablando, pues, de menos de una probabilidad entre cuatro. Porque para que una mujer se quede embarazada, lo primero que debe haber es una eyaculación por parte del hombre dentro de la vagina, siendo esta la parte relativamente sencilla. A partir de ahí, viene lo complicado.

Los espermatozoides, una vez que se encuentran en la vagina, tienen que superar unas condiciones bastante complicadas para acabar llegando al cuello del útero y, desde ahí, buscar las trompas de Falopio. Durante los días fértiles, el paso por el cuello del útero es bastante más sencillo, es por eso que deben aprovecharse estos días.

Una vez que llegan a las trompas de Falopio (algo que no siempre sucede), los espermatozoides se encontrarán un óvulo recién ovulado. Esto solo sucede durante los días fértiles, que son unos cuatro al mes, más o menos. Una vez que se encuentren el óvulo y el espermatozoide, el embarazo podrá tener lugar.

Variables externas que también influyen

Pero, además, las probabilidades dependen de muchas variables externas. Como hemos señalado, el hecho de que una mujer se encuentre en sus días fértiles es fundamental. Los días fértiles de una chica son una especie de ventana abierta a la fecundación, un periodo durante el cual el cuerpo se encuentra mucho más preparado para llevar a cabo un embarazo.

Los días fértiles son los previos a la ovulación, y suelen durar entre tres y cinco días. La duración de los días fértiles depende mucho de la supervivencia del óvulo, que suele vivir hasta veinticuatro horas una vez que ha sido liberado. Si estás buscando quedarte embarazada, hay calculadoras muy útiles que te señalan cuáles son tus días fértiles basándose en cuándo te tiene que venir el periodo. Además, también hay aplicaciones móviles que pueden acabar siendo de gran ayuda en la búsqueda activa de un embarazo natural.

Mas hay más variables que pueden acabar influyendo en la probabilidad de que un embarazo natural acabe teniendo lugar. Por ejemplo, la edad de la mujer; hay una edad a partir de la cual las mujeres tienen muchos más problemas a la hora de quedarse embarazadas, porque sus óvulos comienzan a ser menos fértiles, y su cuerpo comienza a estar menos preparado. Por regla general, desde los veinte hasta los treinta y cinco es la edad idónea para tener hijos; no obstante, esto depende también mucho de la mujer, puesto que puede que haya mujeres que con cuarenta y cinco sean tan fértiles como otras con veinte.

A esto hay que sumarle posibles problemas añadidos, como que la mujer tenga un PH en la vagina que haga que los espermatozoides mueran rápidamente, y estos no puedan llegar ni siquiera hasta el cuello cervical. O problemas dentro de las trompas de Falopio, que deben estar completamente libres para que el embarazo natural pueda llevarse a cabo con una probabilidad más alta.

El hombre y los espermatozoides

Por último, los hombres también influyen considerablemente a la hora de que el embarazo natural se dé de forma adecuada. Pudiera ser que no tuvieran la suficiente cantidad de espermatozoides como para conseguir que alguno de estos llegara hasta el óvulo, por ejemplo.

Los embarazos naturales no son sencillos, pese a que haya, en muchas ocasiones, embarazos indeseados. Una pareja totalmente sana, joven, tardaría una media de un año en conseguir un embarazo por la vía natural. No hay que desesperar, no hay que perder la paciencia, puesto que aunque sea un proceso largo, también es gratificante el resultado. Si en una media de dos años no se consigue un embarazo por la vía natural, sí que sería el momento de acudir a un especialista para ver qué está sucediendo.