Quantcast

California es demandado por presunta atención del Medi-Cal de baja calidad


Ana B. Ibarra | Kaiser Health News | 7/31/2017, 5:54 p.m.
California es demandado por presunta atención del Medi-Cal de baja calidad
Entre los demandantes están Rebecca Binsfeld, a la derecha, y su esposo, Carlos de Jesús, centro, en la foto con sus hijos. Binsfeld sufre de lupus y De Jesús tiene dolor de espalda crónico. | Kim Rescate / SEIU-UHW

Defensores de los derechos civiles recientemente demandaron a California, alegando que la atención brindada por el Medi-Cal, el programa de salud estatal para personas de bajos ingresos, es deficiente y perjudica desproporcionadamente a los latinos, que conforman el mayor grupo de afiliados.

La demanda, presentada ante el Tribunal Superior del condado de Alameda por el Fondo Mexicano Americano para Defensa Legal y Educación (MALDEF) y el Centro de Educación y Aplicación de los Derechos Civiles, dice que los beneficiarios del Medi-Cal tienen "acceso a atención médica sustancialmente peor que sus contrapartes" en planes basados en el empleador o el Medicare, el programa federal para personas mayores y personas con discapacidades. Las leyes estatal y federal requieren que el Medi -Cal proporcione un nivel de atención que esté a la par con el que está disponible para la población en general, de acuerdo con los documentos presentados en la corte.

Los dos grupos que presentaron el caso esperan poder tratarlo como un pleito colectivo en nombre de todos los afiliados del Medi-Cal.

La denuncia afirma que los beneficiarios del Medi-Cal, la versión estatal del programa Medicaid, a menudo experimentan retrasos en la atención o directamente se les niega. Adicionalmente, dicen queestos beneficiarios podrían tener que recorrer distancias más largas para encontrar proveedores médicos que estén dispuestos a atenderlos.

"Como resultado, los participantes del Medi-Cal sufren de mayor dolor, enfermedad y condiciones médicas serias que no son diagnosticadas y no son atendidas — impactando significativamente su salud general — en comparación con otros californianos que tienen otros seguros", indica la demanda. La conclusión es que "California ha creado un sistema separado y desigual de atención de salud, uno para el programa de seguros con la mayor proporción de latinos (el Medi-Cal) y otro para los principales planes de seguro, cuyos beneficiarios son desproporcionadamente blancos no hispanos".

El Departamento de Servicios de Atención Médica, que administra el Medi-Cal y es nombrado como demandado en el pleito, dijo en un comunicado que "no identificó problemas sistémicos en el acceso de los pacientes a los servicios en el programa Medi-Cal, y que los Centros Federales de Servicios del Medicare y Medicaid (CMS) tampoco identificaron algún problema".

El departamento dijo que "rutinariamente monitorea el acceso y la adecuación de la red en la contratación delMedi-Cal Managed Care Plans", los planes de atención administrados por el Medi-Cal. La demanda culpa como supuestos obstáculos en el acceso a la atención a las bajas tarifas de reembolso, algo que dicen desalienta a los médicos a aceptar pacientes del Medi-Cal. La demanda también dice que el estado no ha proporcionado una supervisión adecuada para asegurar que los beneficiarios tengan acceso oportuno a la atención.

Los demandantes no pidenreparos económicos específicos por daños, además de los honorarios de abogados y otros costos legales. Más bien, buscan cambios sistemáticos, incluyendo un pago "adecuado" para los médicos que tratan a los beneficiarios del Medi-Cal y una mejor supervisión y vigilancia para asegurar que los pacientes reciban atención cuando la necesitan.

La demanda sigue una queja administrativa presentada por los mismos grupos en diciembre de 2015 al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Ese caso no condujo a una investigación, dijo MALDEF. La demanda presentada el 19 de julio de este año es un enfoque diferente para abordar el mismo problema, dijo Thomas Sáenz, presidente del grupo y abogado a cargo.