Quantcast

Síntomas de embarazo más raros, ¿sufres alguno de ellos?


Redacción Agencias | 7/31/2017, 2:39 p.m.
Síntomas de embarazo más raros, ¿sufres alguno de ellos?

Lo primero que debes conocer es que no todas las mujeres tienen los mismos síntomas de embarazo, incluso algunas embarazadas no sienten nada durante los primeros meses de gestación.

Lo que sí es cierto es que las mujeres que tienen algunos síntomas físicos durante la primera fase de su embarazo, suelen tener características similares. Seguro que te sientes identificada si te decimos que los síntomas más comunes o habituales son: náuseas, mareos, vómitos, ganas de orinar frecuentemente, cansancio, dolor de espalda o aumento de los senos, entre los más destacados.

Cinco síntomas de embarazo poco comunes

Ahora bien, aparte de estos síntomas de embarazo, existen otros que son menos frecuentes y algo más raros. A continuación, se presentan algunos que tal vez te estén ocurriendo y no seas capaz de identificar o conocer su origen durante el tiempo que dure tu embarazo:

Insomnio: en este caso, el sueño se apoderará de ti durante el día y por la noche tendrás muy pocas ganas de dormir. Para intentar acabar con este problema, prueba con alguna técnica de relajación que te ayude a conciliar el sueño de noche y te permita estar más descansada durante el día.

Gases y eructos: otro de los síntomas raros de embarazo son los gases y los eructos. Esto se debe a la sobrecarga que tiene el sistema digestivo. Es muy importante que durante el embarazo lleves una dieta equilibrada y evites alimentos que puedan producir gases, como algunas legumbres o el brócoli, por ejemplo.

Sangrado de las encías: El aumento de estrógenos unido, en este caso, al aumento de progesterona, hacen que el flujo sanguíneo se vea incrementado, sobre todo, en ciertas partes del cuerpo como las encías. Estas se inflaman y suelen estar algo más sensibles de lo normal, por lo que puede aparecer el sangrado de manera ocasional.

En caso de que sea solo cuando te cepilles los dientes y no se produzca en exceso, no tienes que preocuparte. Si notas un sangrado más frecuente o en mayor cantidad, acude a tu médico para que lo revise y así descartar posibles complicaciones bucales.

Crecimiento de los pies y contracturas: este es uno de los síntomas más raros. No le sucede a un alto porcentaje de mujeres, pero aquellas que han estado con los pies y tobillos hinchados durante el embarazo, pueden notar, en algunas ocasiones, como sus pies han crecido ligeramente. Este síntoma se relaciona con la relaxina, una hormona que ayuda a que el hueso púbico se ensanche para facilitar el parto. También tiene otros efectos negativos como las contracturas, que pueden estar presentes durante el embarazo en la zona de la espalda, las rodillas y la zona pélvica.

Cambios en el tono de piel: tal vez hayas observado que tu piel presenta manchas oscuras en determinadas partes de tu cuerpo que, además, suelen ser las que están más expuestas al sol, centrándose principalmente en la zona de la frente, las mejillas, la nariz y el mentón. Este síntoma se conoce como ‘melasma o máscara del embarazo’. Por tanto, si vas a tomar el sol durante tu embarazo, utiliza siempre cremas con filtro de protección alta (con factor de protección 50 o superior).