Quantcast

Detectan plomo en 20% de muestras de alimento para bebés


Lydia Zuraw | Kaiser Health News | 6/20/2017, 5:57 p.m.
Detectan plomo en 20% de muestras de alimento para bebés

Los pediatras e investigadores de salud pública saben que tienen que estar atentos a la exposición al plomo por las virutas de pintura y el agua potable contaminada. Pero un nuevo informe sugiere que los alimentos, en particular los que son para bebés, también podrían ser un problema.

En un análisis de 11 años de datos federales, el Environmental Defense Fund encontró niveles detectables de plomo en el 20% de 2.164 muestras de alimentos para bebés. El metal tóxico se encuentra más comúnmente en jugos de frutas como uva y manzana, vegetales de raíz como papas dulces (batatas) y zanahorias, y en galletas para bebés.

El foco principal de la organización fueron los alimentos para bebés por el daño que el plomo puede causar en el desarrollo del niño.

"El plomo puede tener una serie de efectos en los niños y es especialmente perjudicial durante los períodos críticos de desarrollo", dijo la doctora Aparna Bole, pediatra del University Hospitals Rainbow Babies and Children’s Hospital en Cleveland, quien no participó en el informe. "La carga más grande que, pensamos, puede ocurrir a menudo es neurocognitiva, incluso con niveles bajos de exposición al plomo".

El plomo puede causar problemas de atención y comportamiento, afectar el desarrollo cognitivo, el sistema cardiovascular y el sistema inmunológico, dijo Bole.

Las muestras estudiadas no fueron identificadas por marca, y se cree que los niveles de plomo son relativamente bajos. Sin embargo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), no se ha identificado un nivel seguro de plomo en la sangre en niños.

En un borrador de un informe publicado a principios de este año, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) estima que más del 5% de los niños consumen más de 6 microgramos por día de plomo en su dieta, el nivel máximo de ingesta diaria establecido por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) en 1993.

Esto sorprendió a Tom Neltner, director de política de productos químicos del Environmental Defense Fund, quien ha pasado 20 años investigando y trabajando para reducir la exposición al plomo. Su análisis posterior del informe de la EPA fue que los alimentos son la principal fuente de exposición al plomo en dos tercios de los niños pequeños.

Esto estimuló a la organización a examinar los datos del Total Diet Study de la FDA para fuentes específicas de exposición en niños.

En el informe, publicado el jueves 15 de junio, Neltner encontró que las versiones para bebés de jugo de manzana, de uva y zanahorias tenían plomo detectable con más frecuencia que las versiones regulares. Los investigadores pudieron determinar con qué frecuencia se produjo la contaminación, pero no a qué niveles.

Según la FDA, el plomo se introduce en los alimentos a través del suelo contaminado, pero Neltner sospecha que el procesamiento también puede desempeñar un papel.

"No puedo explicarlo más que suponiendo que los alimentos para bebés se procesan más", dijo Neltner.

El informe del Environmental Defense Fund señala que se necesita más investigación sobre las fuentes de contaminación.