Quantcast

Gobierno mezquino


Fernando Mendez | 6/29/2017, 11:47 a.m.
Gobierno mezquino
El gobernador Kasich es uno de los que se ha opuesto a la ley de salud republicana | Foto Cortesía

El Gobernador Kasich de Ohio dice que tiene el derecho de definir lo que es conservador: "No estoy sentado afuera escribiendo un estudio", dijo el gobernador en respuesta al proyecto de ley de salud que se está considerando en el Senado. Debemos escuchar a la gente ", agregó Kasich, quien argumenta que el alto costo de la atención médica hará que sea más difícil para los trabajadores pobres unirse a la clase media. Los hospitales rurales están observando de cerca la legislación del Partido Republicano porque las primas y los deducibles más altos les harán reducir sus servicios. La expansión de Medicaid ha cubierto el tratamiento necesario para los adictos a los opiáceos y la heroína, pero la ley cortará beneficios.

Barack Obama dijo que la ley es mezquina y Trump ha usado Twitter de nuevo para quejarse de que Obama usa su palabra para juzgar el tema. Podemos entender por qué muchos no están sorprendidos de que Trump use la palabra, porque fue así como llegó a la Casa Blanca, utilizando la mezquindad como su manera de menospreciar a todos sus oponentes, insultando en ruta a la sede de poder. Insultó a Marco Rubio llamándolo "pequeño Marco", y a Ted Cruz lo calificó de "Lying Ted". Obviamente los insultos tuvieron un efecto porque obligaron a sus oponentes a enfrentar los insultos y no las políticas o la falta de ellas por parte de Trump.

Más tarde, después de ver el efecto de los insultos sobre Ted Cruz decidió usar el mismo epíteto contra Hillary Clinton. Es difícil que Trump deje de mentir porque sabe que así es como llegó a la Casa Blanca. La ley del GOP que Obama y Trump han llamado mezquina es un ejemplo de la forma como Trump ha creado un clima de animosidad y resentimiento en todo el país.

Medicaid expansión ha ayudado a aumentar la ayuda a los niños de 7 millones a más de 12 millones - un aumento del 58 por ciento. No importa cómo juzguemos el proyecto de ley de salud, es malo y está diseñado para reducir los impuestos a los muy ricos y negar servicios a los necesitados. Trump tratará de decirnos que el proyecto de ley no le hace daño a nadie. Debido a que no hay nadie a su alrededor para hacerle detener sus incesantes tuits, Trump continuará alimentando el odio.

Él es el mentiroso en jefe, distorsionando cada tema, y tratando de defender lo indefendible porque piensa que la Casa Blanca es sólo otro medio de enriquecerse a sí mismo y a su familia. Ahora ha admitido que los rusos--que mienten y engañan como Trump--interfirieron en la elección, algo que se había negado a hacer. La abundancia de pruebas reunidas por nuestros servicios de inteligencia, y las recientes revelaciones sobre el conocimiento de Obama de la interferencia, ha alentado a Trump para finalmente abordar el tema abiertamente. Aún no está atacando a Putin, que personalmente ordenó a su gente que atacara nuestro sistema, él está usando la información para atacar a Obama. Y nos volverá a mentir sobre el papel que jugó su gente. Y una vez más se enfrentará a las cámaras y nos dirá que está diciendo la verdad.

Ver la NOTA en Inglés AQUI