Quantcast

Cómo ayudar a tus hijos a hacer los deberes sin hacerlos tu


Redacción Agencias | 3/7/2017, 11:07 a.m.
Cómo ayudar a tus hijos a hacer los deberes sin hacerlos tu
Siga estos consejos para que sus niños aprendan a hacer los deberes de forma independiente pero con su supervisión | Foto Cortesía

La reciente huelga de deberes ha dejado claro que muchos padres opinan que los niños tienen demasiadas tareas. Sin embargo hay otra cosa de la que no se habla tanto... ¿es necesario (y conveniente) que los padres y madres se impliquen en los deberes de sus hijos? ¿Cómo hay que ayudarles y, sobre todo, cuánto? ¿De verdad es bueno que los mayores sean los que acaben haciendo los power point? ¿Le sirve a los peques tanta implicación de sus progenitores?

Según la última encuesta sobre los hábitos de estudio de los niños españoles del Instituto de Demoscopia, el 80% de los estudiantes de primaria reciben ayuda para hacer los deberes, una cifra que desciende al 45% en los de secundaria. Uno de los mayores expertos en educación de este país, el escritor José Antonio Marina, recuerda en su web que "lo importante no es que el alumno 'estudie', sino que aprenda. Y conseguir esto es un arte".

Sobre los deberes y cómo ayudar a los peques, propuestas hay muchas. Desde las madres tigre chinas, que proponen el castigo y la coacción como método para conseguir pequeños genios o al menos estudiantes muy esforzados, hasta el sistema finlandés, que aboga por todo lo contrario. En el libro 'Educación Finlandesa', de Pasi Sahlberg, se recomienda no forzar a los niños a ser los mejores en todo. Si lo haces, los pequeños querrán pasar más tiempo del necesario haciendo sus tareas, perderán la curiosidad y el interés por el proceso de aprendizaje. Considerado el sistema educativo con menos deberes del mundo y el que obtiene mejores resultados, los finlandeses apuestan por deberes muy cortos y participativos. Una especie de aprender jugando.

Entre unos y otros, los padres y madres españoles lo hacen lo mejor que pueden y recurren a la sensatez en la mayoría de los casos, aunque todos tenemos algún amigo/a que, un domingo por la noche, acaba por terminar los deberes de su peque para que al día siguiente no tenga problemas en la escuela. Tanto Concapa como Ceapa, las principales asociaciones de padres y madres de alumnos, consideran que los padres no deben ayudar con los deberes y que si lo hacen es que algo falla en la educación. Pero lo cierto es que en la realidad, cuando los críos piden ayuda padres y madres suelen reaccionar dándosela.

Además, no todos están en contra de esas ‘ayuditas’. En la campaña del Departamento de Educación de los Estados Unidos ‘No child left behind’, la participación de los padres en los deberes puede hacer que el desarrollo educativo de los niños se acelere, siempre y cuando se limiten a resolver dudas que los niños no consigan resolver solos. Lo mejor, apuntan, es que dejen a los estudiantes hacer las tareas solos y, especialmente a los que tienen buenos resultados, no se les acostumbre a necesitar ayuda.

Según los expertos, la clave para ayudarles es, precisamente, no hacerlo en demasía dado que si lo haces dinamitas los objetivos fundamentales de estas tareas: que fijen sus conocimientos y que aprendan a solucionar los problemas y preguntas de los ejercicios de manera autónoma, además de desarrollar su responsabilidad. Por tanto no hay que hacerles nunca los deberes, por muy cansados que estéis todos o por mucho que quieras que ese trabajo de manualidades sea el mejor de la clase.