Quantcast

Comer sano para evitar dolencias


Redacción Agencias | 3/7/2017, 6:21 p.m.
Comer sano para evitar  dolencias
Siga estos consejos para mejorar sus salud | Foto Cortesía

En el año 2025, según expertos, uno de cada cinco adultos será obeso. Y la obesidad lleva de la mano una serie de dolencias que pueden generar problemas mayores; por ejemplo: la diabetes de tipo 2, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o los derrames cerebrales.

La buena noticia es que la obesidad se puede prevenir. En el empeño por fomentar la dieta sana en 2017, la edición británica del HuffPost publicó la opinión de nueve expertos en nutrición sobre los aspectos que a su juicio se deberían cambiar en las dietas. A continuación se comparten las recomendaciones de los especialistas consultados.

Aparte los productos bajos en grasa

"Recomiendo a todo el mundo que abandone la idea de que una dieta basada en productos bajos en grasa implica tener un índice de grasa corporal más bajo", dice LorraineCunningham, experta en nutrición y en fitness.

"Está muy de moda tomar productos bajos en grasa o sin grasa y reducir el consumo de grasas saturadas, pero no tiene el efecto en el cuerpo que busca la gente. Las grasas son una parte esencial de la dieta. Hay tres tipos: grasas hidrogenadas, grasas saturadas y grasas esenciales. Las únicas que no son beneficiosas son las hidrogenadas, que son las se encuentran en la comida precocinada", apunta.

"Mi filosofía es la siguiente: necesitamos consumir más grasas —y con 'grasas' me refiero a las grasas esenciales— para quemar grasa corporal", señala Cunningham.

Incluya suplementos ricos en minerales

JulieSilver, nutricionista y autora del libro FoodAwakening explica que "Como los alimentos tienen cada vez un menor contenido en minerales (debido a la falta de minerales de los suelos o a que se almacenan durante periodos más largos), recomiendo introducir un suplemento de fácil absorción rico en minerales, como el polen de abeja, el algakelp o el fitoplancton marino".

Adiós a las dietas

"Muchas veces las dietas solo nos llevan a un ciclo de pérdida y recuperación de peso que acaba dejándonos infelices y desesperanzados", concluye la nutricionista Charlotte Stirling-Reed. "En vez de eso, fíjate objetivos personales más asequibles sobre los que puedas trabajar semana a semana y asegúrate de que son elementos relacionados con tu salud", recomienda.

Consuma carbohidratos integrales

"En Reino Unido, la mayoría de los cereales que se consumen son refinados y el consumo de cereales integrales es muy bajo", cuenta la nutricionista y portavoz de BDA la Asociación de Nutricionistas de Reino Unido, Lucy Jones.

"Según las encuestas, el 95% de los adultos no ingiere la cantidad suficiente de cereales integrales y prácticamente uno de cada tres directamente no los consume. A pesar de la mala fama que tienen, los carbohidratos pueden ser una parte fantástica de la dieta, especialmente si se encuentran en cereales integrales. Estos contienen hasta un 75% más de nutrientes que los cereales refinados y aportan fibra, proteínas, vitamina B y minerales esenciales como el selenio y el cobre".

"Cada vez hay más pruebas de que la ingesta regular de cereales integrales puede reducir hasta en un 30% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales o diabetes de tipo 2. Además, las personas que consumen cereales integrales corren menos riesgo de tener cáncer intestinal.