Quantcast

"Carlos" recibió tercera cadena perpetua en Francia por atentado de 1974


Redacción Agencias | 3/28/2017, 12:17 p.m.
"Carlos" recibió tercera cadena perpetua en Francia por atentado de 1974
El terrorista venezolano apelará la decisión del tribunal, dijeron sus abogados | Foto Cortesía

El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias "Carlos" o "El Chacal", recibió el martes una tercera condena a cadena perpetua en Francia, por un atentado mortal perpetrado en una galería comercial del centro de París hace casi 43 años.

"Carlos", que tiene ahora 67 años y lleva cerca de 23 encarcelado en Francia, fue declarado culpable de todos los cargos por los que se sentaba en el banquillo del Tribunal de lo Criminal de París desde el pasado día 13.

Pese a la ausencia de pruebas materiales de su implicación directa en el atentado del 15 de septiembre de 1974 contra el Drugstore Publicis del bulevar Saint Germain, en el que murieron dos hombres y otras 34 personas resultaron heridas, el tribunal consideró probada su responsabilidad.

En primer lugar, porque él estaba al frente de la rama europea del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), que organizó un secuestro en la embajada francesa de La Haya ejecutado desde dos días antes por miembros del Ejército Rojo Japonés, que reclamaban la liberación de uno de sus miembros arrestado en Francia.

El lanzamiento de una granada en el Drugstore Publicis de París aparecía así como una forma de presión adicional sobre las autoridades francesas, que terminaron por ceder a las demandas de los secuestradores en su legación.

En la motivación de su sentencia, el Tribunal de lo Criminal de París indicó que esa granada pertenecía al mismo lote de las armas abandonadas por el comando japonés de La Haya, todas ellas robadas en una base del Ejército estadounidense en Alemania.

Por si fuera poco, los jueces señalaron que en el domicilio parisino de la novia que tenía entonces Ramírez Sánchez se encontró otra granada de ese mismo lote.

Además, recordaron que él mismo había reivindicado esa acción en un diario árabe y que uno de los miembros de su grupo de entonces, el terrorista arrepentido alemán Hans Joachim Klein, lo ha presentado de forma reiterada como el autor de aquellos hechos.

Ramírez Sánchez, que no pareció particularmente afectado en la lectura de esta nueva sentencia, tiene intención -según avanzaron sus abogados- de recurrir el dictamen para que se celebre un nuevo juicio, algo que no ocurrirá antes de uno o dos años.

"Carlos" dijo en su intervención que había sido encausado "por asuntos completamente amañados" por "agentes intoxicados con cocaína" y que la instrucción había sido "saboteada" con "manipulaciones burdas".

"No soy un inocente, pero este proceso es un absurdo desde todos los puntos de vista", subrayó hoy el venezolano con su particular acento al hablar francés, al tomar la palabra por última vez antes de que los magistrados se retiraran a deliberar.

Les reprochó que se le hubiera negado una confrontación cara a cara con los principales testigos y que se le achacaran hechos que, según él, llevan años prescritos.

También criticó la intervención de abogados "carroñeros" que, con la defensa de los intereses de las asociaciones de víctimas, consiguen dinero "a costa de Francia".

Evitó, como suele hacerlo, pronunciarse sobre su vinculación con los hechos y lo justificó afirmando que "los fedayín (combatientes, en árabe) tienen reglas", en particular la de "no chivarse" y no hacer confidencias a la policía.

Sin embargo, admitió que, en su pasado de "guerrillero", calcula haber "ejecutado a una quincena de informantes".

Ramírez Sánchez lleva encarcelado en Francia desde agosto de 1994, cuando fue capturado en Sudán en una operación de los servicios secretos.

La primera condena a cadena perpetua la recibió en 1997, por haber asesinado en París a dos agentes secretos franceses y a un confidente el 27 de junio de 1975.

La segunda, confirmada en apelación en junio de 2013, por cuatro atentados cometidos en Francia en 1982 y 1983, en los que murieron once personas y cerca de 200 resultaron heridas.