Quantcast

Chivo expiatorio


Fernando Mendez | 5/12/2017, 5:26 p.m.
Chivo expiatorio

Los rusos vienen... los rusos vienen, los rusos están aquí. El primer ministro ruso, Sergey Lavrov, llegó a Washington y fue recibido por nuestro secretario de Estado, Rex Tillerson. Se reunieron brevemente con los periodistas. Andrea Mitchell les preguntó a los dos cuando salían si el despido del director del FBI James Comey arrojaba una nube sobre la reunión. Demostrando desdén, Levrov respondió: "Usted está bromeando. Está bromeando”.

Los dos líderes se habían reunido en Moscú y Tillerson calificó esa reunión como uno de los puntos más bajos de nuestra relación. Ha sido un camino difícil para los dos países en términos de mantener una relación constructiva. Rusia ha estado del lado equivocado en el conflicto en Siria. Los aviones rusos habían bombardeado la resistencia. Cuando Trump ordenó el bombardeo de un aeropuerto en Siria, los rusos fueron alertados. Pero Putin continúa apoyando a Assad. Tillerson dijo que espera continuar las conversaciones que comenzaron en Moscú.

Los informes de la visita compitieron por nuestra atención esta mañana, con el despido del director del FBI, James Comey. "Voy a reemplazar a Comey con alguien que va a hacer un mejor trabajo." El 26 de abril, el subdirector general Rod Rosenstein fue juramentado. Una semana más tarde Trump tweets que Comey le dio a Hillary un pase libre. El 3 de mayo, Comey testifica que defiende su decisión pre-elección. Anuncia que la investigación sobre la intromisión de Rusia continuará. El martes Rosenstein recomienda el despido de Comey. El martes por la tarde una carta que informa a Comey de su despido llega al FBI.

Esto es lo que pensamos que pasó. Putin exigió un gesto de buena voluntad antes de enviar a Lavrov a Washington. Comey es despedido el día antes de que Lavrov llegue a Washington. El chivo expiatorio había sido entregado, y ahora Trump y Putin pueden sostener un diálogo.

Ver la NOTA en Inglés AQUI