Quantcast

Ley de salud republicana sería calvario para personas con condiciones preexistentes


Michelle Andrews | Kaiser Health News | 5/17/2017, 5:54 p.m.
Ley de salud republicana sería calvario para personas con condiciones preexistentes
Los republicanos están a cargo de la nueva Ley de Salud | Foto Cortesía

Antes de que le diagnosticaran cáncer de cabeza y cuello en 2015, Anthony Kinsey a menudo se quedaba sin seguro de salud. Como abogado que trabaja por contrato en proyectos de corto plazo en el área de Washington, DC, a veces el período de espera de 90 días para la cobertura demoraba más que la duración de su proyecto. Y no siempre le ofrecían seguro.

Cuando Kinsey, de 57 años, se enteró que tenía cáncer, pudo inscribirse en un plan con una prima mensual de $629 porque la agencia para la que estaba trabajando en ese momento ofrecía cobertura grupal, vigente casi de inmediato. El plan cubriólos $62,000 que costó la cirugía para extirpar el hueso enfermo y el tejido en el lado izquierdo de su cara, la quimioterapia y la radiación. Kinsey solo tuvo que pagar $1,800.

Si la Ley Americana de Cuidado de Salud (AHCA), aprobada recientemente por la Cámara de Representantes, se convierte en ley, personas como Kinsey, que tienen problemas de salud, podrían no tener suerte si tratan de comprar un seguro después de un lapso de tiempo.

El proyecto de ley republicano todavía requiere que las aseguradoras ofrezcan cobertura a todos, incluyendo a personas que tienen condiciones médicas preexistentes, como diabetes, hipertensión, asma o incluso cáncer. Pero, a diferencia de la ley actual, permitiría que los estados se opongan al mandato federal que prohíbe cobrar a los enfermos más que a los sanos. En esos estados, si las personas tienen una interrupción en la cobertura de más de 63 días, las aseguradoras podrían cobrarles primas carísimas durante 12 meses, poniéndolasprácticamente fuera del alcance de muchas personas enfermas, dicen analistas. Después de un año, se les cobraría nuevamente una tarifa regular.

El número de personas con condiciones preexistentes que podrían enfrentar primas inasequibles ha sido objeto de debate, con estimaciones que van desde 133 millones en el extremo superior a 2 millones en el extremo inferior.

Lo que sabemos es que antes de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), conocida como Obamacare, las aseguradoras en el mercado individual frecuentemente cobraban más a las personas enfermas. En 2009, una encuesta de America’s Health Insurance Plans realizada con aseguradoras en este mercado mostró que el 34% de la cobertura se estaba ofreciendo a tasas más altas que el estándar, mientras que el 6% de esas ofertas tenían exenciones que excluían la cobertura de condiciones específicas.

Pero algunos analistas de políticas de salud sugieren que no sólo las personas que tienen una brecha en la cobertura podrían verse afectadas si un estado decide no seguir el requerimiento de la ley. Podría haber consecuencias para cualquier persona con una condición preexistente, incluso aquellas que mantienen la cobertura de salud de manera continua. Eso es porque el proyecto de ley abre la puerta para que las aseguradoras establezcan tarifas basadas en la salud de las personas. Por ejemplo, los que no tienen una condición de salud podrían recibir primas con descuento.

"Si usted tiene una condición preexistente, va a caer en el grupo de personas de mayor riesgo", dijo Sabrina Corlette, profesora de investigación en el Center on Health Insurance Reforms de la Universidad de Georgetown.