Quantcast

Hábito matutino para dormir bien


Redacción Agencias | 5/26/2017, 8:45 a.m.
Hábito matutino para dormir bien
Que la oficina sea iluminada puede ayudar a conciliar el sueño en la noche | Foto Cortesía

Los problemas para conciliar el sueño se convierten en un quebradero de cabeza para miles de persona que cada noche se enfrentan a su terrible pesadilla: pasar horas y horas mirando al techo y dando vueltas en la cama sin conseguir dormirse. Esto no sólo repercute en el cansancio, sino que también puede causar problemas de salud como la obesidad o enfermedades cardiovasculares en el largo plazo.

Un estudio reciente publicado en la revista 'SleepHealth' ha descubierto que los trabajadores que están expuestos a la luz solar o luces interiores intensas durante la mañana duermen mejor por la noche y tienden a sentirse menos deprimidos y estresados que aquellos que no reciben mucha luz a lo largo del día. La exposición a más luz durante varias horas y menos en la noche es fundamental para tener unos patrones de sueño saludables ya que ayuda a calibrar el reloj interno circaciano.

"Los resultados sugieren que en los entornos de oficina, ya sea expuestos a la luz natural o luces eléctricas puede ser muy importante para la salud de los trabajadores. Muchos edificios de oficinas en realidad están haciendo lo contrario mientras reducen el consumo de luz", comenta Mariana Figueiro, autora principal del estudio, realizado en el centro de investigación de luminosidad en el Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York.

"Se ha hecho mucho para reducir los niveles de luz y promover la eficiencia energética (algo muy importante), pero no se debe ir demasiado lejos en esa dirección. Tenemos que empezar a pensar en la forma en que utilizamos esa electricidad durante el día y cuidar el medio ambiente", comenta.

La investigación se hizo con un total de 109 empleados estadounidenses de cinco edificios diferentes para ver si sus trabajadores de oficina recibían suficiente luminosidad para regular su ciclo de sueño. Así, estos empleados llevaron puestos unos dispositivos de medición durante una semana de verano para medir su exposición a diferentes tipos de luz. El experimento se repitió también en invierno con el 81% de los participantes. Tuvieron que registrar sus tiempos de sueño y completar un cuestionario sobre su estado de ánimo y la calidad a la hora de dormir.

Los investigadores descubrieron que las personas que fueron expuestas a una mayor cantidad de luz durante las horas de la mañana (entre las 8 a.m. y la 12), durmieron después con mayor rapidez en la noche y tenían menos trastornos del sueño durante el periodo nocturno en comparación con los que se expusieron a pocas horas de luz. Las personas que más luminosidad recibían en esas horas matutinas, también eran los menos propensos a padecer depresión y estrés. Además, los trabajadores de oficina que fueron expuestos a altos niveles de 8 de la mañana a 5 de la tarde también reportaron niveles más bajos de alteración del sueño y depresión.

"Las personas deberían pensar en un entorno con mucha iluminación mientras trabajan y mejorar algunos hábitos durante el día y antes de acostarse", comenta Ilia Karatsoreos, profesor asociado de Fisiología integrativa y Neurociencia en la Universidad de Washington.

"La falta de una buena calidad del sueño se relaciona con problemas de salud mentales y físicos, incluyendo problemas de estado de ánimo, el pensamiento, el metabolismo y el sistema inmunológico. Hay muchas cosas sencillas que podemos hacer durante el día para aumentar nuestra exposición a la luz solar y obtener diferentes efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo y el sueño de las personas, como por ejemplo comer al sol y no en la mesa o en la cafetería", explica Karatsoreos.