Quantcast

Califato del Estado Islámico mengua en Irak y Siria


Redacción Agencias | 11/4/2017, 1:35 p.m.
Califato del Estado Islámico mengua en Irak y Siria

El "califato" proclamado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en 2014 quedó reducido a un puñado de pueblos en la ribera del río Eúfrates y en la zona desértica entre Siria e Irak por los avances de las ofensivas a ambos lados de la frontera.

La mayor pérdida para el grupo terrorista fue la caída de la ciudad de Deir al Zur, uno de sus principales centros de poder en Siria que fue controlada por completo por el ejército sirio, mientras que, al otro lado de la frontera, las tropas iraquíes conquistaron uno de sus últimos reductos en el país, la comarca de Al Qaim.

La presión de las tropas conjuntas iraquíes forzó una desbandada de los combatientes del EI desde Al Qaim hacia Al Bukamal, población en el lado sirio de la frontera que se ha convertido en la última plaza fuerte del grupo yihadista.

En Siria, el ejército proclamó la liberación total de Deir al Zur, que fue el principal feudo en el país del EI junto a Al Raqa, la antigua capital de facto del "califato", que está en manos de las tropas leales al presidente Bachar al Asad desde el pasado 1 de octubre.

La Comandancia General de las Fuerzas Armadas Sirias aseguró en un comunicado que esta victoria "constituye la etapa final" de la eliminación del EI en el territorio sirio, ya que los yihadistas "han perdido completamente la capacidad de dirigir operaciones terroristas".

También hubo combates este viernes entre las fuerzas gubernamentales y el EI al suroeste de Al Bukamal, donde el ejército sirio y sus aliados han progresado y se han situado a 30 kilómetros de la urbe.

En Irak las tropas gubernamentales, integradas por el Ejército, las Fuerzas Antiterroristas y las milicias Multitud Popular, lideradas por chiíes y apoyadas por Irán, tomaron en pocas horas el principal núcleo urbano de la comarca de Al Qaim.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, felicitó a los iraquíes y resaltó que la conquista de la comarca se ha producido en "un tiempo récord".

La primera maniobra de los militares iraquíes fue apoderarse del paso fronterizo de Hasiba, para cortar la comunicación de los yihadistas con Al Bukamal.

El comandante de una brigada de la milicias chií Multitud Popular, Ali al Hamadani, dijo a Efe que la mayoría de los terroristas huyeron hacia el territorio sirio, algo que también constató el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Otros combatientes del EI se dieron a la fuga por el puente del Eúfrates hacia la localidad iraquí de Rumana, según Multitud Popular.

Las fuerzas iraquíes ahora controlan toda la orilla sur del Eúfrates, por lo que el grupo yihadista solo tiene en su poder una serie de pueblos en la ribera norte de este río, de las cuales la más importante es Raua, y además tiene presencia en zonas desérticas a lo largo de la frontera, en la provincia de Al Anbar.

El EI también se enfrenta en el este de la provincia siria de Deir al Zur a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), milicias lideradas por kurdos que cuentan con el apoyo de Estados Unidos.

La presión que están sufriendo los yihadistas por varios frentes les ha llevado a concentrar fuerzas en Al Bukamal, localidad que ha sido blanco de constantes bombardeos rusos y de la coalición internacional desde hace semanas.

El Ministerio de Defensa ruso informó hoy en Moscú de que realizó un ataque "masivo" contra posiciones yihadistas en la zona de Al Bukamal con seis bombarderos Tu-22 y con el lanzamiento de misiles de crucero desde el submarino "Kólpino", desde aguas del Mediterráneo.

"Un gran grupo de combatientes del EI en Al Bukamal sufrió un golpe demoledor como resultado del ataque masivo con misiles y aviación", aseguró a los periodistas el portavoz ministerial, Ígor Konashenkov.