Quantcast

Uber y NASA se unen para crear el coche volador en 2020


Redacción Agencias | 11/8/2017, 5:38 p.m.
Uber y NASA se unen para crear el coche volador en 2020

Cada vez es más común oír hablar que grandes compañías están interesada en el desarrollo de drones o coches eléctricos, inteligentes, autónomoso, incluso, voladoresque faciliten nuestra manera de transportarnos en el futuro. Quizás ya no esté tan lejos como pensábamos. El proyecto del vehículo volador de Uber, Elevate, ha aparecido de nuevo con una serie de anuncios sobre dónde aparecerá por primera vez, quién trabajará en él y cuál será su aspecto cuando finalmente despegue.

Durante el discurso del jefe de productos de Uber, Jeff Holden, en la Web Summit de Lisboa, ha anunciado que la compañía añadirá una tercera ciudad, Los Ángeles, a su lista de lugares donde espera poder abrir su servicio de taxis aéreos para el año 2020. La ciudad de las estrellas se une a Dallas y Dubai como ciudades anunciadas en las que Uber trabajará en este programa.

El mismo Holden también ha destacado que Uberya ha firmado un Acuerdo de Ley Espacial con laN.A.S.A. para crear un nuevo sistema de control del tráfico aéreo para este tipo de naves. No contentos con la primicia, Uber lanzó un video producido con brillantez para demostrar cómo se vería el uso de su servicio de taxi aéreo desde la perspectiva de una madre trabajadora que solo quiere llegar a casa con sus hijos.

Es la primera vez que Uber presenta su plan para llevar el viaje compartido a los cielos, pero el proyecto aún enfrenta obstáculos significativos. El tipo de avión queUberimagina para transportar pasajeros de azotea en azotea es eléctrico, autónomoy con la capacidad de despegar y aterrizar verticalmente (VTOL), no existe todavía. Por lastima para Uber, ni siquiera la infraestructura para soportar tal vehículo es viable hoy en dia. Los expertos sugieren que la ingeniería y la regulación pertinente probablemente obstaculicen que los autos voladores despeguen de tal manera.

Al menos 19 compañías están desarrollando planes deautomóviles voladores. Estos incluyen fabricantes aeronáuticos como Boeing y Airbus, o pequeñas startups como Kitty Hawk, propiedad del fundador de Google, Larry Page.

Mientras tanto, Uber ha logrado grandes avances en la asociación con un puñado de firmas de fabricantes de aviones, y reguladores para facilitar sus posibilidades de desarrollar un servicio de taxis voladores. Holden deja caer que se anunciarán más alianzas en el futuro, especialmente con los fabricantes.

Holden, ya ha sugerido que incluso sin un producto demostrable, Uber Elevateestá más cerca de lo que mucha gente piensa: "Ha habido un gran progreso. Ha sido un proceso muy interesante lograr que nuestros socios de fabricación de vehículos estén alineados con las especificaciones de rendimiento, de modo que estén construyendo vehículos que se alineen con lo que necesitamos para que Elevate tenga éxito. Así que hay mucho progreso”.

Trabajar codo con codo con el equipo de la N.A.S.A es un gran negocio para Uber ya que permite la participación de Uber en el proyecto de administración de tráfico no atornillado (UTM) de la N.A.S.A., que se introdujo por primera vez en 2015 para regular el tráfico de drones.