Quantcast

El primer 'traje volador' rompió récord de velocidad


Redacción Agencias | 11/10/2017, 5:35 p.m.
El primer 'traje volador' rompió récord de velocidad
Richard Browning voló sobre el agua | Foto Cortesía

¿Quién no ha soñado con volar en un traje futurista equipado con un jetpack, al más puro estilo Iron Man?

Soñar es gratis, pero convertirlo en realidad exige esfuerzo, dedicación y una voluntad inquebrantable.

El inventor británico Richard Browning, fundador de la compañía tecnologíca Gravity Industries, ha fabricado por su cuenta un traje de Iron Man real que le permite volar gracias a un jetpack instalado en la espalda y en los brazos. Durante el Guinness World Record Day ha batido el récord mundial de velocidad con un jetpack, al sobrevolar la laguna de Lagoona Park en Reading (Reino Unido), a una velocidad de 32.02 mph, es decir, 51.53 kilómetros por hora. En este vídeo se puede ver el espectacular vuelo sobre el lago:

El récord mundial de velocidad con un jetpack se ha batido durante el Guinness World Records Day, una celebración anual en la que más de 600.000 pioneros de todo el mundo intentan batir algún récord particularmente espectacular. Para ser homologado, Richard Browning tenía que volar en su traje de Iron Man real durante al menos 100 metros. Tal como se puede ver en el vídeo superó ampliamente la distancia, aunque el aterrizaje no fue muy épico, pues acabó cayendo al lago. Pero el objetivo se había cumplido.

El traje de Iron Man real inventado por Gravity Industries se compone de un jetpack impulsado por seis turbinas, cada una de las cuales ejerce una fuerza capaz de levitar 22 kilos. Cuatro motores se colocan en la espalda y los otros dos en las manos. El jetpackno posee ningún tipo de control remoto, así el control del jetpack se lleva a cabo con los movimientos del cuerpo y las manos, que directamente mueven las turbinas para cambiar de dirección. Como un auténtico traje de Iron Man, en definitiva.

"Estoy encantado de haber establecido un nuevo récord. Muy orgulloso de formar parte del Guinness World Records Day. Es un placer y un privilegio que nuestro invento sea reconocido y elogiado en todo el mundo", ha declarado Richard Browning, tras completar la hazaña.