Quantcast

Annie, una historia que merece ser leída


Annabelle necesita un trasplante de médula ósea para salvar su vida

Amelia Sereno Jiménez | 9/5/2017, 11:56 a.m.
Annie, una historia que merece ser leída
Annabelle Haros | Foto Cortesía

Annabelle Haros es una niña de 5 años de edad nacida en Kyle, Texas. El 1 de diciembre de 2016 fue diagnosticada con un cáncer en la sangre que amenaza su vida, sus padres, americanos de ascendencia hispana, han hecho hasta lo imposible para dar a conocer la historia de Annabelle y así poder encontrar un trasplante de medula ósea que podría salvarle la vida.

Cuando Annie, como la llama su madre Rebecca Haros, comenzó a sentir un dolor en su pierna y estómago, el cual fue tan severo que no podía caminar, entonces sus padres inmediatamente la llevaron al médico. “La llevamos a citas con su pediatra y no pudimos averiguar qué estaba causando el dolor en la pierna hasta que decidieron hacer exámenes de sangre, y allí fue cuando nos dijeron que su sangre daba positivo para Leucemia. Después de conocer a su oncólogo nos dijeron que específicamente tenía Leucemia Linfoblástica Aguda, con una genética muy rara que hacía más difícil tratarla y por lo tanto implica un riesgo más alto”, así lo expresó Rebecca madre de Annabelle en entrevista concedida a El Sol Latino.

Aunque el cáncer en los niños es raro, es la principal causa de muerte por enfermedad en la infancia en los Estados Unidos. Según el Instituto Nacional de Cáncer, para el año 2014, se estima que 15.780 niños y adolescentes de edades 0 a 19 años fueron diagnosticados con cáncer y 1.960 fallecieron de esta enfermedad en el país.

Desde el diagnóstico, a la familia Haros la vida le ha cambiado dramáticamente. Para la madre de Annie, Becca, como sus seres queridos le apodan, no ha sido nada fácil. “Tuve que dejar de trabajar para poder asegurarme de darle sus medicinas día y noche. Nos mudamos con otros miembros de la familia porque no podemos permitirnos vivir por nuestra cuenta ahora mismo. Cuando a una persona le toca experimentar algo como el cáncer, realmente te hace apreciar cada respiro y cada momento con tus seres queridos. Lo que realmente importa en esta vida es el amor, la familia y ayudar a los demás”.

Annie está aislada de las actividades normales y de cualquier lugar público durante meses. Ha pasado por muchos cambios físicos y mentales, efectos secundarios de sus medicamentos. A través de todo este proceso, según sus padres, Annabelle a pesar de tener solo 5 años, ha demostrado tener fuerza y valentía, aferrándose cada día a su familia y a las bendiciones que Dios les brinda.

Annabelle recibió tratamientos con células T del CAR y ahora se encuentra en remisión, sin embargo, sus médicos saben que podría no durar mucho tiempo. Ella está esperando ser inscrita en un estudio de células T con una duración de cinco años. Pero si ella tiene alguna recaída antes de estar inscrita, necesitará un trasplante de médula urgentemente.

Conseguir un trasplante no es tarea fácil. Annabelle no tiene un donante de médula equivalente en su familia o en el registro nacional “Be The Match” de posibles potenciales donantes de médula.