Quantcast

Conoce al primer humanoide que podría volar


Redacción Agencias | 9/8/2017, 12:56 p.m.
Conoce al primer humanoide que podría volar

Si todavía crees que la realidad no supera a la ficción, presta atención, porque un equipo de investigadores del Instituto Italiano de Tecnología (ITT) está trabajando en el desarrollo del primer robot humanoide que podría volar.

Lo están haciendo sobre la base de iCub, una plataforma robótica cognitiva con forma humana de código abierto que fue diseñada por el RobotCub Consortium de varias universidades europeas y construido por el ITT. Se trata de un androide de un metro de altura con dimensiones similares a las de un niño de tres años y medio, y fue diseñado para probar la hipótesis de la cognición incorporada, según la cual la mente y el medio ambiente interactúan para dar lugar a los procesos mentales y motrices.

El iCub está equipado con 53 motores que mueven la cabeza, los brazos, la cintura y las piernas, y dispone de todo tipo de sensores y cámaras que le permiten ver y escuchar. Además, tiene sentido de propiocepción, que es el que informa al cerebro de la posición y movimiento de las partes del cuerpo, sentido del movimiento, y están trabajando para otorgarle también sentido del tacto.

Entre sus habilidades actuales destacan tareas tan variopintas como el rastreo mediante una guía visual con marcador óptico en el suelo, la solución de laberintos 3D complejos, el tiro con arco, las expresiones faciales, el control de la fuerza, agarrar pequeños objetos y el sorteo de obstáculos en movimiento para evitar colisiones.

A esta serie de habilidades, ahora el ITT quiere añadir la posibilidad de volar, lo que convertiría al iCub en el primer robot volador humanoide. Para ello, los investigadores quieren instalar en las manos y los pies del autómata motores a reacción, lo que le dotaría de locomoción multimodal. "Acercar los robots humanoides y los robots voladores tiene un gran beneficio tecnológico: una plataforma que combina estas dos naturalezas puede tener capacidades de vuelo, locomoción por contacto y manipulación", aseguran estos científicos.

De momento, el proyecto se encuentra en la fase inicial, y lo que han hecho ha sido elaborar un algoritmo de control para simular el movimiento del iCub con los motores de propulsión a chorro instalados en las manos y los pies. El siguiente paso será considerar los efectos aerodinámicos y los demás parámetros que influyen en el vuelo.