Quantcast

Paz en Colombia


Fernando Mendez | 9/8/2017, 10:48 a.m.
Paz en Colombia

Ahora que uno de los últimos grupos rebeldes acaba de firmar un convenio de paz con el gobierno colombiano podremos decir: paz al fin. Y de veras que después de tantos casos de crueldad, violencia, tristeza y sufrimiento para el pueblo que al fin se podrá respirar con el aire de la esperanza. Se vislumbra la paz mientras el país se prepara a recibir al papa Francis a quien el presidente Santos le da crédito por intervenir para posibilitar que se haya llegado a un acuerdo. Luego de miles de oportunidades perdidas por ambos lados, de reticencia inexplicable a veces por parte del gobierno, pero casi siempre por culpa de las FARC o el ELN o los otros grupos que cometieron tantos crímenes y por lo tanto temían ser castigados por la justicia, el país puede finalmente albergar nociones de un fin a la contienda de mas de medio siglo.

A los esfuerzos del presidente Juan Manuel Santos se debe que hoy en día se pueda hablar de una paz duradera. En otro evento sorprendente para algunos, uno de los carteles mas poderosos antes conocido como Urabeños y ahora llamado el Gulf Clan, le ha dicho al presidente Santos que desea rendirse y someterse al juicio de la ley. Santos anunció que su gobierno va a investigar la veracidad de la oferta, pero que de ningún recibirá el grupo un trato especial y que serán tratados según los requerimientos legales bajo los cuales otros grupos se han rendido.

El papa Francis va a encontrar un país dividido a pesar de las conversaciones de paz y las promesas de ambas partes de cumplir con los acuerdos que han firmado. El líder del Gulf Clan, conocido como Otoniel le ha prometido a Santos que va entregarse en persona. Santos promete hacerlos cumplir con las leyes que rigen con respecto a los tratados. El acuerdo con las miembros del Gang es controvertido porque hay gran oposición debido a que cometieron numerosos crímenes, desde el secuestro, extorsión hasta asesinatos entre otros crímenes. Al anunciar que desean someterse a la justicia, en algunos sectores se espera que reciban serios castigos. El ex presidente Alvaro Uribe ha manifestado su desacuerdo con el modo como el gobierno de Santos ha manejado a los grupos criminales. Durante la ´poca de su mandato Uribe trató a los guerrilleros con una mano dura que causó que se le acusara de infracciones de los derechos humanos. Pero Uribe rehusó a dejarles control de ciertas areas del país. Uribe y Santos habían mantenido una relacion cordial hasta que Santos ganó las elecciones y decidió tomar otro rumbo en cuanto las FARC, el ELN y los otros grupos. Cuando Santos subió al poder Uribe inmediatamente declaró que no estaba de acuerdo con su política. Ahora que se vislumbra la paz Uribe continúa sus ataques via Twitter anunció ciando que lo de Santos y los tratados con los guerrilleros “son un engaño oficial que va a conduciendo a ser otro satélite castrista.” Veremos si es verdad que el legado de Santos es un país de desconfianza económica y social que redundará en beneficio de las FARC. Ojalá no sea así.

Ver la NOTA en Inglés AQUI