Quantcast

Algunos pacientes con cáncer de tiroides pueden retrasar la cirugía


Liz Szabo | Kaiser Health News | 9/11/2017, 5:49 p.m.
Algunos pacientes con cáncer de tiroides pueden retrasar la cirugía
El doctor R. Michael Tuttle, endocrinólogo del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, examina aTerry DeBonis, quien fue diagnosticada con cáncer de tiroides hace cuatro años. | Cortesía del Memorial Sloan Kettering

La mayoría de las personas diagnosticadas con cáncer desean comenzar un tratamiento lo más pronto posible, por temor a que atrasar la atención derive en un tumor creciendo sin control.

Así que el enfoque de Terry DeBonis para tratar su cáncer de tiroides puede parecer sorprendente. Aunque se le diagnosticó hace cuatro años, todavía no ha comenzado el tratamiento.

En lugar de extirpar su tumor inmediatamente -el enfoque tradicional- DeBonis y su médico decidieron esperar y observar de cerca su cáncer, controlándolo con ultrasonidos cada seis meses. DeBonis optó por considerar la cirugía sólo si su tumor creciera muchísimo.

DeBonis, de 55 años, dijo que tenía buenas razones para evitar la cirugía. La mujer sufrió dos cirugías dolorosas en su clavícula relacionadas con un accidente de auto apenas un año antes de su diagnóstico de cáncer.

"Hay riesgos y complicaciones con cada cirugía", dijo DeBonis, quien es enfermera y vive en Glen Rock, Nueva Jersey. "No quería exponerme de nuevo a eso".

Alrededor de un tercio de los pacientes con un tumor de tiroides de crecimiento lento, llamado cáncer de tiroides papilar, son elegibles para retrasar el tratamiento, dijo el doctor R. Michael Tuttle, endocrinólogo en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York y autor principal del nuevo estudio, publicado en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

En el estudio de Tuttle, 291 pacientes cuyos tumores fueron considerados de "bajo riesgo" optaron por un enfoque de vigilancia y espera. Los médicos recomendaron que cualquier persona cuyos tumores crecieran más de 3 milímetros -sobre el cambio más pequeño visible en un ultrasonido- consideren la cirugía.

Después de dos años, sólo el 2,5%de los tumores había crecido mucho. En cinco años, el 12% de los tumores había aumentado por lo menos 3 milímetros, según el estudio. Es importante destacar que ninguno de los tumores se extiende fuera de la tiroides, un desarrollo que señala un cáncer más agresivo.

Curiosamente, 19 pacientes vieron reducir sus tumores en al menos la mitad, según el estudio. "No habría pensado que eso pasaría en un millón de años", dijo Tuttle.

Al final, sólo 10 pacientes optaron por someterse a cirugía, según el estudio.

Los pacientes mayores eran los menos propensos a ver crecer sus tumores, dijo Tuttle.

Los pacientes de entre 20 y 30 años tienen un 10% a 15% de probabilidad de que sus tumores crezcan en dos años, mientras que las personas mayores de 60 años tienen un riesgo del 1% al 2%, dijo. El cáncer es principalmente una enfermedad del envejecimiento.

Hoy en día, muchos tumores de la tiroides se descubren cuando son demasiado pequeños para detectarse en un examen o causar síntomas. En su lugar, los médicos encuentran estos pequeños cánceres accidentalmente, mientras realizan una tomografía computarizada o una ecografía por alguna otra razón.

DeBonis contó que encontraron su cáncer cuando su endocrinólogo, que la ha tratado por una insuficiencia de tiroides durante muchos años, decidió realizar un ultrasonido. Una biopsia, en la que los médicos extraen una pequeña muestra de tejido, resultó en el diagnóstico de cáncer.