Quantcast

Jolie confiesa que se convirtió en actriz para hacer feliz a su madre


Redacción Agencias | 9/11/2017, 5:35 p.m.
Jolie confiesa que se convirtió en actriz para hacer feliz a su madre
Angelina Jolie | Foto Cortesía

El Festival de Cine de Toronto ya está en marcha, y aunque son muchas las estrellas que pasarán por la ciudad canadiense los próximos días (este festival se ha confirmado estos años como el mejor lugar para adivinar qué filmes acabaran triunfando en los Oscar), ya hemos visto por allí a Jennifer Lawrence, Javier Bardem, George Clooney o Lady Gaga.

Eso sí, ninguno de ellos ha despertado la expectación deAngelina Jolie, que apareció junto a todos sus hijos en el estreno de El pan de la guerra, película en la que ejerce de productora y que ha recibido bastantes elogios por parte de la crítica.

Quizás animada por esta buena acogida, pero también por la necesidad de volver sentirse arropada por el público después de un año bastante complicado en lo que a vida personal se refiere, la actriz se ha atrevido a participar enIn a conversation whit, un evento que permite a la gente de la calle asistir en directo a una entrevista en profundidad con algunos de los talents que visitan el festival.

Y allí, además de hablar de sus proyectos laborales, la actriz se ha atrevido a abrir su alma a la audiencia relatando algunos detalles de su biografía hasta ahora desconocidos, como por ejemplo, qué le llevó a ser actriz.

“Crecí en un ambiente donde se respiraba cine por todas partes”, explicó Jolie. “En una ciudad donde todo gira alrededor del cine y donde todo el mundo habla solo de películas. Cuando era muy joven, recuerdo que mi madre un día me contó cómo se convirtió en actriz, algo que a mi abuela también le habría gustado ser, y que precisamente por eso le haría ilusión que yo siguiera sus pasos”.

Con su madre se refiere a Marcheline Bertrand, actriz que murió en 2007 por culpa de un cáncer de ovario que no pudo superar y cuyo fallecimiento marcó tanto a Jolie que, después de aquello, ha tomado varias decisiones importantes como extirpar sus ovarios ante el riesgo de sufrir la misma enfermedad.

“Así que digamos que nunca consideré la posibilidad de dedicarme a otra cosa, aunque lo que más me animó a meterme en este negocio fue hacer algo por mi madre que la hiciera feliz”, continuó. Algo que seguro logró cuando Jolie se hizo en 1999 con el Oscar a la Mejor actriz por su papel en Inocencia interrumpida, justo un año antes de que a Bertrand le diagnosticaran el cáncer.

Mientras su madre hizo todo lo posible por superar la enfermedad, Angelina confesó en este encuentro que siguió actuando para que ella la viera, pero fue después de su muerte cuando su estrategia cambió. “No me he puesto mucho delante de la cámara desde que murió”, reconoció, algo que explica por qué cada vez prefiere más el papel de directora o productora.

Eso sí, aunque esté centrada en su faceta detrás de la cámara no significa que pronto no la veamos más ejerciendo de actriz. Por ejemplo, hace solo una semana anunció que estaba trabajando en la segunda parte de Maléfica, elección que también tiene su sentido. “Ahora soy actriz para que me vean mis hijos. ¡Y me encanta! Es muy divertido. ¿A quién no le gusta hacer el tonto de vez en cuando?”, dijo.

¿Significa esto que, del mismo modo que en la primera Maléfica vimos a la pequeña Vivienne haciendo un pequeño papel, en la próxima veremos también al resto de la familia? Si de pasar más tiempo todos juntos se trata, desde luego no habría mejor excusa para justificar una hipotética participación de Siloh, Maddox, Zahara, Pax Thien y Knox Leon.