Quantcast

El origen del revolucionario Fiat que habría cambiado la historia


Redacción Agencias | 9/11/2017, 2:46 p.m.
El origen del revolucionario Fiat que habría cambiado la historia
El Ecobasic de Fiat | Foto Cortesía

Fiat se ha caracterizado por ofrecer vehículos accesibles, eficientes y muy peculiares. Y en 1998 creó un auto polémico: el Multipla.

Fue anunciado por Schumacher y su estética conmocionó a más de uno. En realidad recibió más burlas que elogios, sin embargo, fue un auto que no pasaba desapercibido y creemos que simplemente fue incomprendido.

Sin embargo, una de las virtudes de este modelo fue moldear el futuro de Fiat. Con esto nos referimos a que supo presentarse como una marca accesible, que apostaba por simplificación de materiales y soluciones inteligentes para abaratar costos.

Pero, lo que nos ocupa el día de hoy, no es el incomprendido Multipla, sino un auto subsecuente que creemos que no solo no fue reconocido, sino que pasó desapercibido. Hablamos del Ecobasic.

Fue presentado en Bolonia en 1999. La idea de Fiat era presentar un modelo que siguiera el camino del modelo antes mencionado, el Multipla, es decir, que se tratara de un utilitario versátil, accesible y práctico. Pero la idea del Ecobasic, era ir aún más allá, simplificando cualquier proceso, abaratando la producción y aun así ofrecer un producto de buena calidad.

De entrada su diseño era muy peculiar, solo medía 3.8 metros, pero aprovechaba al máximo el espacio. El 88% de él estaba dedicado a la habitabilidad y carga. Su forma de cubo, brindaba un mejor volumen. Además, sus amplias ventanillas daban la sensación de amplitud.

Sin duda era un vehículo inteligente, pero también era ecológico en cierta forma, pues los paneles de la carrocería, eran de plásticos reciclados teñidos, por lo que si recibía algún rayón, se mantedría del color y se quitaría simplemente con pulirlo.

Uno de sus mayores aciertos era la practicidad tan inteligentemente resuelta, pues los asientos estaban diseñados para poder moverse y adaptarse o removerse completamente, lo que podía convertirlo en un utilitario de pasajeros, a un vehículo de carga con relativa facilidad.

¿Y el motor?

El motor no decepcionaba, pues equipaba un 1.3 litros trubodiesel, de 61 caballos de fuerza. Eso no es lo sorprendente, lo realmente extraordinario era el rendimiento, pues con 35 kilómetros por litro, era uno de los más eficientes. Esto en parte se debía a la transmisión, pues se trataba de una manual de embrague hidráulico asistido, que hacía las de una transmisión automática.

Una de las soluciones que proponía Fiat era la de simplificar al máximo los proceso que nos involucraban en un auto. Sí, sabemos que algo que puede ser muy emocionante es involucrarse y estar bajo el cofre de vez en cuando, pero hay que tomar en cuenta que la idea de la marca era la de hacer un auto citadino, que fuera una opción lo más sencilla y práctica posible.

Solo contaba con accesos a aspectos elementales del motor como tapas para rellenar los fluidos del aceite, antocongelante, frenos y acceso a la batería. Algunas versiones construidas tenían incluso una tapa que cubría esto.

Lamentablemente, jamás se llevó a la producción, y lo único que se fabricó, fueron 10 prototipos que actualmente solo podremos verlos como piezas de museo. La propuesta de Fiat era sumamente importante y valiosa y pudo haber cambiado el rumbo. El Ecobasic se presentaba como una opción, accesible, inteligente, novedosa, propositiva y bastante inusual, sin embargo, en realidad poca gente se interesó en él, sobre todo los ejecutivos de la marca quienes no le veían mucho futuro.

Como menciona el editor Jason Torchinsky para Jalopnik: estas propuestas realmente interesantes son difíciles de llevar a cabo pues al parecer a los inversionistas les es difícil hacer dinero con ellos, razón por la cual terminamos viendo píldoras para dormir andantes.