Quantcast

5 consejos para un desayuno saludable de los niños


Redacción Agencias | 9/12/2017, 11:48 a.m.
5 consejos para un desayuno saludable de los niños
El desayuno es la comida mas importante del día | Foto Cortesía

Para muchos expertos el desayuno es la comida más importante del día. No solo es la primera comida del día, sino que también rompe el ayuno de los niños tras estar toda la noche sin probar bocado. Su importancia radica en que el desayuno debe aportar el 25% de la energía necesaria para afrontar el día. No solo para los adultos sino también para los niños. El 6,2% de la población infantil y juvenil no desayuna habitualmente y sólo el 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado, compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono, según el Ministerio de Sanidad.

Las razones suelen ser la prisa por llegar a la escuela y la somnolencia al tener que despertarse rápido por la mañana. La familia debe tratar de organizar su tiempo para que el escolar pueda disfrutar de un buen desayuno.

Los padres siempre tenemos que estar atentos a que a nuestros hijos no se les olvide desayunar. Además debemos procurar que su desayuno sea lo más saludable posible.

Para los sedentarios niños actuales, el desayuno ayuda a controlar el sobrepeso. La obesidad infantil suele estar relacionada con un mayor consumo de alimentos hipercalóricos con alto contenido de grasas y azúcares y con una menor actividad física. Desayunar bien les aporta la energía necesaria para la jornada y evita que por la sensación de hambre coman entre horas. Según una investigación de la Universidad de Missouri los desayunos con gran contenido de proteína: leche, huevos, carnes magras y yogur (cerca de 35 gramos), previenen el aumento de grasa corporal, reducen el consumo diario de calorías y la sensación de hambre, y estabilizan los niveles de glucosa en adolescentes con sobrepeso. Mientras que los adolescentes que tomaban un desayuno con un menor nivel de proteína o que no desayunaban ganaban peso.

Siempre un desayuno saludable para los niños

No solo se trata de desayunar todos los días, sino de que sea lo más saludable posible. Lo mejor siempre será incorporar alimentos naturales como la fruta fresca de temporada, los frutos secos o los cereales y panes integrales. Si queremos incluir proteína siempre huevos, leche o carnes magras. Así lograríamos incluir en el desayuno carbohidratos, grasas saludables y proteínas.

También es importante eliminar en el desayuno de nuestros hijos productos que no aportan nutrientes como los cereales y las galletas con azúcar, la bollería industrial y las chocolatinas. Lo mejor para que no caigan la tentación es no tener en nuestra despensa estos alimentos.

Desayunar de forma saludable todo los días no es complicado. Lo único que debemos tener en cuenta es que hay que incluir alimentos naturales y moderar el consumo de azúcar y de grasas. Os vamos a contar 5 sencillos tips para que vuestro desayuno sea saludable y divertido:

1. Lácteos con poca grasa

Si en el desayuno de los niños vais a incluir lácteos, tenemos que procurar que sean bajos en grasa o desnatados. No solo el desayuno puede consistir en el clásico vaso de leche con galletas sino que también pueden tomar por ejemplo un yogur con muesli con frutos secos.

2. Frutas o zumos naturales

En un desayuno saludable no puede faltar una pieza de fruta de temporada o un zumo de fruta. Siempre es mejor que tomen fruta con la piel o la cáscara. Si prefieren un zumo, tiene que ser natural. Si es zumo procesado individualmente intenta que no contenga azúcar añadido.

3. Cereales con fibra

Otro de los mejores alimentos para un desayuno saludable para los niños son los cereales con fibra. Evita en los desayunos infantiles todos aquellos cereales o galletas que contengan demasiado azúcar. Puedes buscar cereales con fibra con formas divertidas.

4. Menos mantequilla

Intenta utilizar menos mantequilla o margarina a la hora de preparar tortitas o tostadas. Incluso si es posible usa productos más ligeros que contengan menos grasas. Se pueden preparar deliciosas crêpes de plátano o tortitas con miel. ¡Estarán igual de sabrosas y serán mucho más saludables!

5. Cuidado con el aceite

Como con la mantequilla y la margarina también hay que tener mucho cuidado con el aceite. Si vas a freír huevos o alguna carne magra para el desayuno utiliza solo el aceite necesario. ¡Con una cucharada sopera será suficiente para un desayuno saludable y nutritivo!